Germán Garavano, ministro de Justicia, acto por atentado a la AMIA, NAGermán Garavano, ministro de Justicia, en acto por la AMIA. Foto: NA.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, recordó hoy "la deuda de justicia todavía pendiente" en la causa por el atentado a la AMIA y aseguró que la declaración de Hezbollah como organización terrorista es una herramienta nueva para el sistema jurídico argentino.

 

"(El atentado fue) Un hecho doloroso que atacó a todos los argentinos. Esperemos que nunca más se produzca y está la deuda de justicia todavía pendiente", manifestó el funcionario.

 

El integrante del Gabinete destacó que el Gobierno estableció por decreto la creación de un registro de grupos terroristas que incluirá a los sospechosos de haber participado en el atentado a la AMIA.

 

Noticias relacionadas

"El Presidente no crea este decreto para un grupo específico, que en este caso sería el brazo armado de Hezbollah, ni como una cosa meramente simbólica, sino que se ha creado dentro del sistema jurídico argentino una herramienta muy provechosa", señaló.

 

En ese sentido, destacó que es "muy útil a la hora de prevenir nuevos ataques y sobre todo prevenir lo que se llama el financiamiento del terrorismo todas sus formas".

 

Garavano explicó que lo que hace este registro es recopilar la lista de grupos, personas, y empresas vinculadas al terrorismo en todo el mundo que emite el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, a la vez que se le "suman aquellas entidades o personas que puedan ser señaladas por la Justicia argentina".

 

"Esto tiene un impacto muy importante para la causa AMIA y Embajada de Israel por incluir personas que tienen pedidos de captura internacional", indicó.

 

Y concluyó: "Esas personas pasan a figurar en este registro, lo que da lugar a que servicios
inmigraciones de cualquier país que tenga acceso a esta base de datos puedan detectar a estas personas y eso permita que la Justicia pida la detención y extradición".