Carlos Salvador Bilardo, deportes(Bilardo, en estado delicado de salud)

El entrenador campeón del mundo en México 1986, Carlos Salvador Bilardo, permanecía este jueves en terapia intensiva en un centro de salud porteño tras haber sido operado el pasado lunes y su estado es "grave".


Según reconoció gente de su entorno, el "Doctor" Bilardo fue sometido a una operación porque "tenía mucha sangre y pus en el cerebro", por lo que le colocaron un catéter para que pueda ir 
drenando esa zona.


Bilardo, de 81 años, había sido sometido a una intervención similar hace aproximadamente un mes en el mismo centro del barrio de Recoleta y en las últimas horas estuvo acompañado de sus familiares y recibió la visita de Jorge Burruchaga, campeón del mundo en tierras aztecas.

 

El "Narigón" se encuentra internado hace más de un año en una clínica especializada porque sufre una enfermedad neurológica producto del síndrome de Hakim-Adams. 


Bilardo había sido sometido a una operación para colocarle una válvula ventriculoperitoneal en 2018 luego de que le detectaran el síndrome Hakim Adams, la hidrocefalia crónica del adulto.

Noticias relacionadas


Esta enfermedad es la única relacionada con la demencia que puede curarse con una intervención quirúrgica y por eso se decidió de parte de los médicos su operación para colocarle una válvula que sirve para "drenar el líquido del cerebro y dirigirlo hasta la cavidad abdominal, donde se reabsorbe naturalmente".


Bilardo empezó a decaer, ya que a principios de 2018 la radio en la que trabajaba decidió desvincularlo tras más de dos décadas al aire y eso le generó una angustia importante. 


En los últimos meses, se lo vio acompañado por campeones del mundo de 1986, que lo fueron a visitar a donde se encuentra alojado y hasta subieron fotos en redes sociales junto a él. 


Además del título en México 1986 y el subcampeonato en Italia 1990, fue jugador de Estudiantes de La Plata, San Lorenzo y Deportivo Español; y en su extensa trayectoria como DT dirigió a Boca Juniors, San Lorenzo, Deportivo Cali, la selección de Colombia, Sevilla de España y el propio Estudiantes, del que es uno de los máximos emblemas de la historia.