Horacio Conzi

La Cámara de San Isidro le ordenó a una jueza dictar un nuevo fallo sobre la prisión domiciliaria de Horacio Conzi, el ex empresario gastronómico condenado por el crimen de Marcos Schenone en 2003, en Béccar, y opinó que el hecho de que haya roto su tobillera electrónica y haya salido a la vereda de su casa a pasear a sus cabras son motivos para revocarle el beneficio.

 

La Sala I de la mencionada Cámara no revocó la prisión domiciliaria con monitoreo satelital, pero le indicó a la jueza de Ejecución Penal 2 de San Isidro, Victoria Elías García Maañón, que debe dictar un nuevo fallo sobre el pedido que en su momento hizo la fiscalía para que el beneficio sea cancelado.

 

Es que tanto en mayo como en junio pasados la fiscal María del Carmen Gigante había solicitado a García Maañón que el asesino de Schenone vuelva a prisión, ya que por un lado se había constatado que un día había roto una de las correas de la tobillera y, por el otro, que el 8 de junio su hermano subió a Facebook un video donde se veía a Conzi pasear a las sus dos cabras por la vereda de su casa, lo cual consideró una violación de la domiciliaria.

 

Noticias relacionadas

En el fallo, los camaristas Duilio Cámpora y Oscar Quintana le dicen a la jueza que el rechazo al pedido de la fiscalía para que Conzi vuelva a la cárcel estuvo mal fundado, ya que menciona dos leyes, una nacional y otra provincial, y una de ellas está derogada.

 

Si bien no van a la cuestión de fondo y en su resolución le dicen a García Maañón que debe redactar un nuevo pronunciamiento, la Sala I de todas formas deja asentado que, en su opinión, hay motivos suficientes para revocar el beneficio.

 

Sobre el episodio en el que Conzi se arrancó la tobillera, el fallo señala: “Aún cuando el condenado no hubiere infringido la obligación de permanecer en el domicilio, la ruptura de liberada del dispositivo es razón suficiente para revocar la prisión domiciliaria”.

 

Y respecto a los videos donde se lo ve fuera de su casa, en la calle Santa Rita al 1500 de Boulogne, junto a “Franco” y “Sara”, las cabras que tiene como mascotas junto a su hermano, dice: “El contenido de la prueba aportada por la fiscalía permite advertir a Horacio Santiago Conzi en la vereda”.

 

“Que esto hubiera tenido lugar antes o después de la colocación del dispositivo de monitoreo no modifica el hecho de que estaba afuera del domicilio. Además debe ser ponderado como un segundo hecho que se suma al de la ruptura del dispositivo de monitoreo”, agrega el fallo.

 

Ahora, la causa volverá al despacho de García Maañón, que deberá dictar una nueva resolución.

 

Fuentes judiciales indicaron que ese nuevo pronunciamiento no será durante la jornada de este viernes, ya que la jueza aún no fue notificada.

 

Conzi goza de prisión domiciliaria con tobillera desde el 13 de abril, luego de que García Maañón consideró que sufre una afección cardíaca que no puede tratarse en el ámbito carcelario.

 

El empresario fue condenado a 24 años y 9 meses de prisión por haber asesinado el 16 de enero de 2003 a Schenone, cuando persiguió y efectuó 14 disparos contra el remís en el que viajaba por la avenida del Libertador, a la altura de Beccar.

 

Para la justicia Conzi cometió el hecho luego de haber tenido un ataque de celos cuando vio dentro de su restaurante "Dallas-Las Olas Boulevard" que el joven se besaba con Paula Alonso, una chica a la que él había intentado conquistar.