Miguel Ivanovich, conductor que atropelló a ciclista en Devoto

Miguel Ivanovich atropelló a un ciclista, huyó y a los pocos minutos chocó contra un auto. Tenía cuatro veces más de lo permitido de alcohol en sangre.

 

El juez Juan José Cavallari resolvió dictar la prisión preventiva y procesamiento. La medida había sido solicitada por la fiscal del caso que temía que el acusado "se evada, que se profugue".


"Para mi jamás agarré una bicicleta, si no hubiese frenado", sostuvo Ivanovich. En más de una oportunidad insistió con que no recordaba momentos previos al incidente.


"Yo venía por Veiró, lo último que me acuerdo es que venía por las líneas amarillas, hacia Nazca. En Nazca hay un semáforo con una letra C, es lo último que recuerdo", precisó ante el juez y la fiscal de la causa.

 

Noticias relacionadas

Y agregó: "Choqué contra un auto de color negro y luego recuerdo que me desperté en el hospital y los médicos me recordaron lo que pasó".

 

Consultado sobre la cantidad de alcohol que tomó, respondió que "entre dos y tres porrones de cerveza Quilmes". "¿No recuerda la cantidad", preguntó le preguntaron: "No, no recuerdo la cantidad", contestó.

 

La fiscal justificó la posibilidad de pedir hasta cinco años de cárcel para Ivanovich por evaluar que se juntan las penas por lesiones graves por el atropellamiento desde atrás del ciclista Sebastián Devoto, de 35 años, quien está en coma inducido y con alto riesgo de vida en el Sanatorio Finochietto, y las lesiones leves por el choque posterior con un auto.