Jorge Faurie en la sede de la Unión Europea en BruselasEl canciller Jorge Faurie pidió este sábado "confiar" en que la millonaria recompensa ofrecida por Estados Unidos para poder hallar al presunto cerebro del atentado a la AMIA "pueda ser inductora de datos, pistas" para avanzar en la investigación judicial.


"Es un peso grande que transcurrido todo este tiempo no hayamos podido llevar a los autores y a todos los que están involucrados a la Justicia", sostuvo el funcionario nacional en alusión al aniversario número 25 del ataque terrorista contra la sede de la mutual judía en que murieron 85 personas.


En diálogo con Radio Mitre, el ministro de Relaciones Exteriores y Culto señaló que entre las razones por las que aún no se pudieron lograr avances significativas en el expediente se destaca el hecho de que "se requiere la cooperación de Irán en el proceso investigativo".


En ese sentido, lamentó la "negativa de parte de ellos" a que los distintos acusados iraníes presten declaración indagatoria ante la Justicia argentina.


A la vez, Faurie advirtió que pese a los distintos requerimientos judiciales que se hicieron, sumados a las alertas rojas de Interpol, las iniciativas argentinas "tienen un límite por la falta de cooperación de Irán".


Por otra parte, el canciller destacó la recompensa de 7 millones que ofreció Estados Unidos para poder hallar a Salman Raouf Salman, integrante del grupo terrorista Hezbollah sindicado como autor intelectual del atentado a la AMIA.


"El ofrecimiento de recompensas en muchos casos ha producido resultados. Hay que confiar en que este incentivo pueda ser inductor de datos, pistas", manifestó.

Noticias relacionadas


Y agregó: "Siempre hay una posibilidad de que esta oferta de recompensa pueda decidir a alguien a proponer un dato más claro, identificar dónde se encuentra y así proceder a su detención".


Finalmente, el ministro de Relaciones Exteriores y Culto aseguró que la reciente declaración de Hezbollah como organización terrorista por parte de Poder Ejecutivo fue una decisión que "otros gobiernos no la quisieron tomar".