Violador serial en Rosario, abusos sexuales, violencia de géneroEl identikit confeccionado por la policía y la foto del delincuente.

La policía de la ciudad santafecina de Rosario en conjunto con las autoridades locales lograron detener a un hombre sospechoso que sería identificado como el mismo violador serial que abusó de por menos ocho mujeres. El detenido cometió esos delitos de violación  entre enero y julio de este año. Luego de una rueda de reconocimiento de delincuentes, donde un grupo de víctimas pudo finalmente reconocerlo como el autor de los ataque sexuales, una de las jóvenes relató qué sintió cuando lo tuvo una vez más, frente a frente.

 

"Cuando lo vi, automáticamente me di cuenta de que era él. Claramente me puse nerviosa, me temblaba el cuerpo, no la pasé bien, pero estoy segura que era él", dijo la mujer durante una entrevista radial en Santa Fe.

 

La víctima aportó detalles y dijo que había sido atacada por el hombre hace dos meses y que gracias a su denuncia, más las de otras mujeres, los investigadores policiales confeccionaron un identikit que permitió lograr su arresto.

 

Noticias relacionadas

"La cara no me la había olvidado, lo pude reconocer. Mi problema era que cuando me atacó no tenía barba y casi nada de pelo, pero en la rueda tenía barba, lo que me confundía. Pero cuando le vi la forma de la cara, los ojos y la altura, enseguida supe que era él", dijo la joven sobre los cambios de su aspecto físico.

 

Pese a haber quedado "paralizada" cuando lo volvió a ver, la joven destacó que lo reconoció con total seguridad y sin ninguna clase de duda.



"Estuve diez minutos mirando todos sus ángulos, la cara, todo", agregó. "Ahora tengo la seguridad de que está adentro y ojalá no salga por un buen tiempo", concluyó en la entrevista radial.

 

Según detallaron fuentes oficiales del caso, este domingo se realizará la audiencia imputativa al
detenido, identificado como P.B. de 30 años, por orden de la fiscal de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Alejandra Raigal.

 

Al principal sospechoso lo habían detenido le pasado jueves con otro hombre, que quedó luego en libertad ya que no había evidencia suficiente en su contra y ninguna de las víctimas lo apuntó como autor o cómplice de las violaciones.

 

Sobre el modus operandi del agresor, los investigadores sostuvieron que el hombre elegía a
mujeres que se habían quedado solas frente a comercios en la calle. Una vez que las interceptaba, las ataba de pies y manos. Y les colocaba un precinto en el cuello.

 

En el legajo judicial se indicó que el sospechoso tomaba los debidos cuidados para no ser
identificado durante las agresiones. Por ejemplo, elegía lugares donde no estaban instaladas cámaras de seguridad. Y si el ataque era en la calle, intentaba llevar a las víctimas a zonas oscuras. A su vez, se movía en moto (de color negra y con una caja de reparto blanca) para huir más rápido.