Trompetista que murió en accidente de El Pepo

Alejandra, la hermana de Nicolás Carabajal, trompetista fallecido en el accidente automovilístico protagonizado por "El Pepo" dialogó con RADIO LATINA y contó detalles.

 

El joven, padre de una nena de un año y con otro bebé en camino que nacerá dentro de un mes, hizo lo que le pidieron pero no era él quien conducía en el momento en que se produjo la tragedia que le costó la vida.

 

La vida de la familia no ha sido fácil y así lo relataba Alejandra: "Hace 3 años mi mamá tuvo un ACV y Nicolás es el que le cambiaba los pañales. Falleció el 30 de mayo del año pasado. Mi papá perdió la vista hace mas de 10 años por la diabetes y le amputaron una pierna hace un tiempo".


"Nico era papá de una nena de 1 año y 6 meses y ahora iba a ser papá otra vez", contó en diálogo con Ari Paluch en "El Exprimidor".

Noticias relacionadas

Sobre los comienzos de su hermano en la música, dijo: "A Nico le gustaba mucho la música. El aprendió solo a tocar la trompeta, era lo único que se escuchaba en la casa" y sobre la relación con "El Pepo", comentó que "empezó de abajo con ellos, pero por ejemplo un día a ellos lo mandaban en micro y al Pepo en avión".

 

"A mi hermano le dijeron que lleve el registro porque tal vez tenía que manejar", reveló y agregó que a Nicolás le dijeron "andá en la camioneta con El Pepo ya que no se sentía bien".

 

"Tenemos mucha indignación, mi hermano era el músico no el chofer, no tendría que haber estado ahí. El Pepo no venía a menos de 140 km/h y es un imprudente que no está diciendo la verdad", exclamó.

 

"Es una vergüenza que no le hicieron el test de alcoholemia", reiteró.


Alejandra espera que se haga justicia, "mi cuñada quedó sola con una nena de un año y medio y otro en camino". Además agregó que del entorno del músico "nadie de la fue al velorio y mucho menos llamaron".

 

Según las primeras pericias, el accidente se produjo por una mala maniobra del conductor, ya que en medio de la niebla habría intentado esquivar algo en la ruta, pero perdió el control y volcó fuera del camino. Nicolás, el trompetista del grupo, y su manager, murieron en el acto mientras que el cantante y una corista resultaron heridos.


El fiscal general del Departamento Judicial de Dolores, Diego Escoda, advirtió este lunes que si el cantante Rubén Darío "El Pepo" Castiñeiras resulta condenado por el vuelco del vehículo en el que murieron dos personas, la pena "va a ser de cumplimiento efectivo".

 

La causa está caratulada como presunto "homicidio culposo doblemente agravado por la conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria", así como también por "lesiones culposas doblemente agravadas".