Milagros Alanis Moyano, joven muerta en España tras consumir éxtasis en fiesta electrónica

Milagros Alanís Moyano, joven marplatense de 19 años, murió en una fiesta electrónica en la ciudad española de Palma de Mallorca tras consumir éxtasis y la familia denuncia que la pastilla contenía veneno para ratas.


La joven, que trabajaba como socorrista en una de las playas más concurridas del balneario español, concurrió a una fiesta tecno de verano llamada Origin Festival que se celebraba en el predio de Son Fusteret el pasado domingo 14 de julio.

Noticias relacionadas

 

Allí, la marplatense de 19 años consumió una pastilla de éxtasis y comenzó su calvario: su temperatura corporal aumentó de manera descontrolada y debió ser internada en el Hospital Universiatari Son Espases de Palma de Mallorca, donde estuvo hasta el miércoles 17.

 

Ese día, ante un cuadro de salud que se agravaba, los médicos decidieron trasladarla al Hospital Clinic de Barcelona, donde finalmente falleció producto de una hipertermia: tenía una fiebre de 43 grados.

 

Luego de que hablaran su padre y su hermano, fue el turno de su madre: "Fue una travesura del momento, mi hija fue muy sana desde siempre... Con mi marido siempre les aconsejamos sobre todas estas cosas, pero bueno, fue una travesura de una adolescente que lamentablemente la pago con su vida".

 

"Yo creo que mi hija fue víctima de un engaño, Milagros tomó la pastilla creyendo que estaba en buenas condiciones, no imaginaba que estaba adulterada", expresó Sandra Cerda, desde Mallorca, adonde viajó junto a su marido Paulo. "Ella tenía muchas ganas de vivir, tenía planes con Lourdes, su hermana melliza, para viajar y recorrer Europa".

 

"No quiso quitarse la vida, ni nada de eso, estaba muy bien. Yo sé que estaba feliz y un rato antes de irse a la fiesta me mandó un video de cómo se estaba preparando. Estaba contenta como siempre y yo sólo le dije. 'Sabé que te amo, sólo cuidate'. Y le pedí que me mandara fotos del lugar", agregó.

 

"Ahora hay que ver si alguno de ellos fue quien le vendió la droga adulterada a mi hermana. La autopsia determinó que había veneno en su sangre", da a conocer Sandra. "La policía científica está investigando más a fondo para saber qué otras sustancias contenía esa pastilla. Nos dijeron que pueden llegar a demorar unos seis meses".

 

"Mili quería estudiar y trabajar, y entendía que aquí en España podía progresar. Y teniendo el curso de guardavidas en Mar del Plata consiguió rápido trabajo en la piscina de un hotel mallorquín", agregó.

 

"Tengo que seguir porque me quedan tres hijos más una nieta y otra en camino y está mi marido. Siento que me estoy muriendo, me sacaron una parte de mí, pero no puedo renunciar a la vida aunque no tengo fuerzas", cerró.


La policía busca determinar si efectivamente alguno de los detenidos es el responsable de haberle vendido la pastilla de éxtasis a la joven antes del Origen Festival. De acuerdo al diario local Última Hora, cuatro sospechosos fueron arrestados por comercializar drogas durante los conciertos de verano que se realizan en Son Fusteret, en Palma de Mallorca.