Cristina Fernández de Kirchner en Mendoza

Cristina Fernández de Kirchner comparó la situación alimentaria de la Argentina con la crisis en Venezuela, donde un cuarto de la población está en "necesidad de urgente ayuda humanitaria", según un reciente informe de la ONU.

 

"Sorry, pero hoy con la comida estamos igual que Venezuela", dijo la candidata a vicepresidenta por el Frente de Todos desde Mendoza.

 

La ex mandataria presentó en la localidad de San Martín su libro "Sinceramente", en un acto en el que también respaldó la postulación de su colega en la Cámara alta, Anabel Fernández Sagasti, a la gobernación de la provincia.

 

Noticias relacionadas

Durante el acto, criticó el aumento de precios y volvió a mencionar la polémica por las segundas marcas."Que la gente no pueda comer en la Argentina es maltratato. No estamos en África o en algún páramo del desierto donde no hay nadie. Somos un país que producimos alimentos para 400 millones de personas", dijo la senadora.

 

La ex mandataria agregó que si "estas políticas siguen cuatro años más", en el país "no van a quedar ni pasas de uva".

 

"Estos son capitalistas para ellos, al resto nos quieren proletarios. Le queremos decir [a Mauricio Macri] que en la Argentina no queremos ser proletarios. Queremos ser profesionales, propietarios y tener movilidad social ascendente. Tener esa Argentina donde podamos soñar. No pedimos demasiado", dijo.

 

Sobre sus críticas a las segundas marcas, insistió: "De repente salieron todos a hacer una defensa de no se sabe qué cosa. La verdad es que es triste cuando uno ve que gente que puede pagar por una buena leche sale a decir por los que no pueden que tengan que contentarse con leche que no es leche. Eso es de muy egoísta".

 

"Está para preguntarle a cada uno. No sé, ¿los hijos del Presidente o los hijos de la Gobernadora toman leche que no es leche? Seguro toman leche de la buena".

 

En este contexto, habló sobre los programas de precios durante el kirchnerismo. Sobre los programas actuales, dijo: "Te venden en precios esenciales harina, arroz, polenta y fideos como si eso fuera lo único que podés comer por ser pobre. No creo en ese tipo de Argentina y sociedad. No es de católicos, ni de cristianos".