Jack Ma, creador de AlibabaJack Ma, fundador de Alibaba.

MyBank, el banco digital de Jack Ma, el creador de Alibaba, está liderando una revolución silenciosa en la forma en que China presta a pequeñas empresas, apuntando a solucionar un cuello de botella de crédito a pequeñas y medianas empresas que ha limitado a la economía más grande de Asia durante décadas.

 

Utilizando datos de pagos en tiempo real y un sistema de gestión de riesgos que analiza más de 3000 variables, ya ha prestado 2 billones de yuanes (u$s 290.000 millones) a casi 16 millones de pequeñas empresas.

 

Los préstamos se aplican a través del celular y se reciben en efectivo casi instantáneamente si son aprobados. Todo el proceso toma tres minutos e implica cero banqueros humanos.

 

Noticias relacionadas

El auge de la tecnología financiera que convirtió a China en el mayor mercado mundial de pagos electrónicos está cambiando la manera en que los bancos interactúan con las empresas que impulsan la mayor parte del crecimiento económico de la nación. A medida que MYbank y sus pares procesan montones de nuevos datos de sistemas de pago, redes sociales y otras fuentes, se están sintiendo más cómodos con los prestatarios más pequeños que anteriormente rechazaron a favor de los gigantes estatales.

 

Para los u$s 13 billones de PBI que alcanza la economía china las implicancias podrían ser profundas. Las empresas no estatales -en su mayoría pequeñas empresas- representan alrededor del 60% de la actividad, emplean al 80% de los trabajadores y han sido desproporcionadamente afectadas por una represión gubernamental de más de dos años contra los préstamos no regulados.

 

"Las pequeñas y medianas empresas son realmente la sala de calderas de la economía", dijo Keith Pogson, líder global de aseguramiento para los mercados bancarios y de capital en Ernst & Young con sede en Hong Kong. "Solía ser un segmento que los bancos consideraban demasiado difícil y arriesgado. Pero ahora ejecutan su modelo y averiguan cuáles son los riesgos para que se sientan más cómodos", agregó.

 

China se está convirtiendo rápidamente en un líder mundial en el uso de big data y tecnología de inteligencia artificial para dar préstamos, según Cliff Sheng, codirector de servicios financieros de Greater China en Oliver Wyman, una empresa de consultoría. Una de las mayores ventajas del país es que adopta un enfoque más relajado hacia la privacidad que muchas otras jurisdicciones.