Luisana Lopilato, Michael Bublé y Noah

Pasaron dos años y ocho meses, cuando Luisana Lopilato y su esposo, Michael Bublé, tuvieron que enfrentar la dura enfermedad de su hijo mayor, Noah. Al paqueño le habían diagnosticaron cáncer de hígado, la pareja se puso un objetivo claro: centrarse únicamente en el tratamiento médico del niño.

 

Noah se curó y hoy goza de un excelente estado de salud. Feliz por su pleno presente en familia, Luisana charló con la revista Gente y, además de hacer referencia a la enfermedad que enfrentó su hijo.

 

Luisana reveló: "Aprendimos a identificar y establecer las prioridades en mi vida. Porque cambiaron, de cero a cien. Ya no me ocupo de tonterías, de comentarios maliciosos, de conflictos. Cuando hablo con mi familia siempre les digo: 'No se enganchen con peleas, con el estrés... No se olviden lo que vivimos. Nada es tan importante".


"No digo que no me importe nada. Si no que en mi cabeza hay un cartel inmenso que dice 'familia'. Entendí que no debo sostener lo que me incomoda, lo que no me gusta, lo que me hace mal. Me manejo fácil: ¿tal cosa me hace feliz? ¿No? Entonces, muy amorosamente, la aparto de mí, y ya", dijo sobre el bienestar de su familia.