Streaming, video online, contaminación

La tecnología y su uso tienen una cara que poco se conoce y es el impacto ambiental. Un 4% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero son producidas por el uso de teléfonos, tabletas y demás dispositivos.


Video por internet son los que más daño causan y esto se debe a los requerimientos que se derivan de la alta definición. Para tener idea, la reproducción de vídeos pornográficos generó el año pasado 80 millones de toneladas de CO2 en todo el mundo. Esta sorprendente cifra equivale a emisiones producidas por las grandes empresas productoras de energía en países como España.


Los datos se conocen a través del estudio Climante Crisis: The unsustainable use of online video. El mismo fue realizado por investigadores del The Shift Project para descubrir el impacto ambiental del consumo de vídeos por internet durante el 2018.

 

Como datos que se desprenden del mismo, el 80% del flujo de datos de la tecnología digital se corresponde al consumo de vídeos. Estos generan 306 millones de toneladas de CO2, una cantidad equivalente al 20% del total de las emisiones de gases invernadero de la tecnología digital y que representan el 1% del total mundial.


El informe también da cuenta que el uso de video online tiene un costo material y energético muy alto. “Los vídeos online están almacenados en bases de datos y son transferidos a nuestros dispositivos eléctricos a través de redes", explica el informe.

Noticias relacionadas


Expertos ponen en alerta estas cifras y estiman que empeorará. Para 2015 se cree que va a empeorar con relación al 2018. Se alcanzaría así la misma cantidad de emisiones que producen ahora los automóviles (un 8% del total mundial).