Horror en Tucumán: hallaron a un nena ahorcado de un puente

La Justicia investiga como un homicidio la muerte del niño de 4 años hallado colgado de un puente en el municipio tucumano de Las Talitas, al noroeste de la capital provincial, quien de acuerdo a la autopsia murió asfixiado y estaba vivo cuando lo ataron, informaron fuentes judiciales.

 

El informe preliminar de la necropsia al cuerpo de Ulises Benjamín Amaya arrojó como resultado que el nene “no fue violado”, pero se esperan otros informes para determinar “si hubo algún tipo de abuso”, informó un vocero judicial.

 

El nene “estaba vivo cuando fue colgado del puente”, y "su muerte se produjo por asfixia”, precisó la fuente.

 

Noticias relacionadas

"Prácticamente descartamos la posibilidad de que el menor se haya quitado la vida. Entendemos que fue colgado por otra persona, seguramente mayor que él", manifestó el fiscal de Homicidios a cargo de la causa, Alejandro López Isla.

 

En la misma línea se pronunció la psicóloga Silvia Morales, perito del Poder Judicial de Tucumán, quien aseguró: "A esa edad, un niño ni siquiera concibe la muerte, así que entendemos que hubo un homicidio".

 

La escena del crimen, situada en circunvalación y el Canal Norte, en El Colmenar, permanecía hoy vallada con el objetivo de preservar las eventuales pruebas que puedan recolectarse, ya que se trata de un sitio repleto de escombros, basura y matorrales, lo que dificulta la investigación.

 

Además, los investigadores tomarán testimonio a los familiares y vecinos del niño para obtener detalles de lo sucedido las horas previas al hallazgo.

 

Esta mañana, en declaraciones a la prensa local, el abuelo del niño, Francisco Adán Peñalva, contó que su esposa había quedado al cuidado del nene, que "lo perdió vista en un descuido" y que "comenzó a buscarlo y a preguntar a los vecinos si lo habían visto, sin pensar que nada malo le hubiera pasado".

 

Al no poder hallarlo, su mujer hizo la denuncia policial y de inmediato se inició la búsqueda, a la que se sumaron los tíos y los vecinos y de la cual él también participó cuando regresó de realizar unos trámites y se enteró de la desaparición.

 

Peñalva recordó que cuando llegó a la zona del puente le entregaron a su nieto "que acababan de descolgarlo", por lo que lo trasladó inmediatamente a un Centro de Atención Primaria de Salud cercano.

 

"Yo iba tratando de reanimarlo, tenía los labios morados, pero estaba caliente su cuerpito", contó.

 

Por su parte, Sabrina Rojas, bisabuela de la víctima, dijo al noticiero de La Gaceta que “una señora ha visto cuando se lo llevaban al chiquito” y que “él gritaba que lo larguen, pero no lo han querido bajar”.

 

La mujer aseguró que esa vecina “no quiere decir nada porque tiene miedo” y en ese sentido le pidió que se presente a las autoridades policiales.

 

Durante la mañana, vecinos de Benjamín se convocaron a través de las redes sociales e interrumpieron el tránsito con quema de neumáticos en la avenida Juan B. Justo al 3.400 para reclamar justicia y el esclarecimiento del hecho.

 

En las últimas horas, familiares y allegados del menor difundieron en las redes sociales una foto del supuesto asesino, pero desde la Justicia no confirmaron si están buscando al sospechoso.

 

Una vecina llamada Manuela Gómez dijo entre sollozos que sentía “un dolor muy grande porque a un niño no se le hace eso" y pidió a las autoridades "que tomen cartas el asunto y limpien ese matorral, porque es el segundo chico que muere ahorcado".

 

Consultada al respecto, la mujer dijo que un hecho similar ocurrió hace siete años en el mismo puente, pero que quedó impune, y no pudo brindar más datos.

 

“Ese puente lo utilizan para matar y para violar, tiene que ser destruido”, afirmó.

 

A su turno, el intendente de Las Talitas, Carlos Najar, sostuvo que “el municipio está totalmente conmocionado” por lo ocurrido porque “es un hecho que no tiene alguna explicación lógica como todo delito de este estilo”.

 

“Este hecho descoloca a la opinión pública porque no explica una vida normal en sociedad”, afirmó el jefe comunal y ex policía, quien detalló que “hay varias líneas de investigación” del hecho.

 

Además, aseguró que “el lugar donde fue encontrado el cuerpo es de difícil acceso” por lo que “debe haber sido alguien conocedor de la zona que ha despertado la confianza del niño”.

 

Consultado sobre si se había producido un hecho similar hace algunos años, Najar indicó que no recordaba un caso de estas características a nivel provincial.