Dólar, economía argentina, cotización, Agencia NAAGENCIA NA

El dólar se disparaba esta mañana en el Banco Nación y se ofrecía a 56 pesos parta la compra y 61 pesos para la venta, 5 pesos por encima del último cierre. Por su parte el riesgo país se disparaba el martes a su máximo en poco más de 10 años tras el colapso del sistema financiero.


La divisa había comenzado a cotizar, este martes, en 55 pesos en esa entidad financiera oficial, pero en pocos minutos pegó un brusco salto, para ubicarse en los 61 pesos.


Ayer, tras la abultada derrota del Gobierno en las PASO, el dólar aumentó un 23% y cerró a un promedio de 51,20 pesos para la compra y 57,30 pesos para la venta.



En una jornada cargada de incertidumbre por el triunfo del Frente de Todos en las elecciones primarias, la moneda norteamericana subió más de 10 pesos con relación al cierre del viernes último.

La divisa llegó a venderse a 66 pesos en algunos bancos, pero el Banco Central salió a vender unos 100 millones de dólares en busca de limitar la disparada.



También, la autoridad monetaria intervino en el mercado de futuros y aplicó una tasa récord para las Leliq: 74,752%.

 

Noticias relacionadas

El riesgo país de Argentina se disparaba el martes a su máximo en poco más de 10 años tras el colapso del sistema financiero en la víspera como reacción al resultado adverso del Gobierno en las recientes elecciones primarias, dijeron operadores.

 

El indicador de la banca JP.Morgan trepaba casi 100 unidades, a 1.564 puntos básicos, a las 09.30, hora de Buenos Aires (1230 GMT), su más alto nivel desde mitad de mayo de 2009.

 

Los mercados financieros domésticos se derrumbaron el lunes tras la abrumadora diferencia que el opositor de centroizquierda Alberto Fernández logró sobre el presidente Mauricio Macri en las primarias del domingo, que alejó la posibilidad de una reelección del mandatario neoliberal en los comicios de octubre.

 

El riesgo país estuvo gran parte del lunes desactualizado por la falta de negocios reales con los bonos soberanos del país sudamericano en Estados Unidos, cuando internamente el peso llegó a sufrir una depreciación en torno al 25% en el día y los títulos públicos cedían más del 5%.

 

Agentes del mercado explicaron que muchas veces los sistemas informáticos desconocen una tan abrupta diferencia cambiaria, por considerarla un error, e imposibilita las chances de transacciones con bonos.