Nicolás Magaldi

Nicolás Magaldi participó del programa “PH, Podemos Hablar” y reveló una historia que nunca antes había contado frente a las cámaras sobre sus inicios en los medios de comunicación.

 

“Esto no lo dije nunca en público, pero no lo voy a referenciar de forma literal, ni con nombre ni apellido. Nada no hace falta, pero son cosas que le pasan a un pibe que viene del interior a ver cómo es el mundo de los medios”, arrancó.

 

“Cuando laburaba en el canal (C5N), una persona hablaba mucho de mí públicamente, cada tanto hacía referencia a mí. Entonces, me llamaron los directivos para saber si pasaba algo, si yo tenía algo con esa persona. Me encerraron en una oficina. La persona que hablaba de mí era un hombre, y lo que primero que me preguntaron los directivos fue si yo era gay. Así arrancó la charla. Cuando uno es muy pendejo uno ve a los productores generales como muy arriba y me paralicé. Quería justificar que tenía una novia que estaba en Córdoba”, continuó.

 

Noticias relacionadas

Más adelante, el conductor de El Show del Problema continuó: “Entonces, los directivos del multimedios me dijeron que esa persona estaba haciendo referencia a mí, y a partir de ahí no iba a ir más a hablar a su programa porque ‘él quiere estar con vos’. Cuando me dijeron eso conecté con por un montón de situaciones esa persona trataba de seducirme”.

 

“Por ese entonces, él me mandó una solicitud de amistad en Facebook, se la rechacé y ahí empezó todo el circo de que yo no aceptaba esa solicitud. No entendía qué pasaba. Después me enteré cuando me agarraron esos directivos que esa persona quería tener algo conmigo, y recordé algunas situaciones de la vida real que iban más allá. Yo en ese momento no entendía lo que era el acoso, no me había pasado nunca y pensaba que no era para hombres. Fue feo”.

 

En ese marco, Andy Kusnetzoff le preguntó que por qué no quería delatar a su acosador, y Magaldi expresó: “Me parece que hay cosas que no deben ser públicas porque no pasó nada más que eso. Sería armar un quilombo al pedo, saltarle a una persona”.