Asesinato en Temperley, víctima

La Policía buscaba intensamente a un delincuente que en medio de un raid delictivo asesinó a un hombre que se encontraba en una vivienda en la que celebraba una fiesta de cumpleaños y escapó con un auto robado en otra casa, en la localidad bonaerense de Temperley.

  

El autor del ataque contra la casa en la que se desarrollaba la reunión había sido herido poco antes por un policía al que le había intentado robar el auto, por lo que se intensificaba la búsqueda en centros de salud de la zona.
  

Familiares del hombre asesinado el sábado por la noche en Zuviría al 400, que se llamaba Rodrigo González y tenía 35 años, pidieron "justicia", que encuentren al asesino, mientras intentaban encontrar explicación a lo ocurrido.
  

"No se entiende lo que pasó. Estaba alienado, estaba como drogado", expresó Soledad, esposa del hermano de la víctima e hija del dueño de casa.
 

 

Noticias relacionadas

Relató que todo se inició el sábado por la noche cuando su padre llegaba a la casa a bordo de su camioneta a la casa donde festejaban el cumpleaños de su madre.
  

"Se escucharon tiros y pensamos que eran cohetes. Pero mi mamá se dio cuenta y lo ingresó a papá de un tirón. Ahí empezó a tirar el tipo que venía herido de querer robarle al vecino que es ex policía", contó.
  

El delincuente realizó varios disparos contra la casa en la que se festejaba el cumpleaños, aparentemente al verse frustrado en su intención de robarle la camioneta al hombre que llegaba.
  

Rodrigo González, que intentaba cerrar las ventanas para proteger de la balacera a los asistentes al cumpleaños, entre los que se encontraba su hijo de ocho años y otros niños.

 

El hombre recibió un disparo en el pecho y cayó gravemente herido.
  

Su hermano y esposo de Soledad, Sebastián, aseguró que Rodrigo se encontraba consciente en el momento de ser llevado al hospital.
  

"No hablaba, me miraba y se quejaba del dolor", expresó el hombre visiblemente acongojado al describir frente a periodistas los últimos momentos de su hermano.
  

En tanto, el delincuete, que en el primer intento de robo habría actuado con dos cómplices, escapó luego de asaltar y encerrar a una familia, a la que le robó el auto.
  

"Era mi hermano, mi amigo. Ahora tenemos toda la familia destruida. Quiero que lo agarren y que haya justicia", expresó Sebastián con respecto al asesino.