Nene baleado por bala perdida, Rosario

Un nene de 8 años fue baleado en la cabeza cuando esperaba para jugar un partido de fútbol en un club de Rosario y permanecía internado en grave estado. Javier, su padre, dialogó con RADIO LATINA y contó como se encuentra el pequeño.



Fuentes policiales informaron que el pequeño, de nombre Banjamín, fue operado y quedó internado en el Hospital de Niños Vìctor J. Vilela de Rosario.


"Desde el sábado está en estado reservado, estable pero todavía complicado aunque hubo una leve mejoría", dijo en comunicación con Ari Paluch.

 

"Tuvo dos operaciones apenas llegó y la última fue la mas complicada, le tuvieron que descomprimir el cerebro", detalló.

Noticias relacionadas

Todo comenzó el sábado alrededor de las 16:00, cuando el nene esperaba para jugar en una de las canchas del Club Paulo VI, situado en la calle Garzón y Boulevard Seguí, del barrio Goy, cuando recibió un disparo de arma de fuego presuntamente producto de una bala perdida.


"Estaba por empezar la práctica y una bala perdida lo sorprendió. La bala quedará alojada y supuestamente no traerá complicaciones", comentó.

 

"No se sabe quien disparó, es un barrio humilde. Agradezco a los médicos del hospital ya que lo salvaron", cerró.

 


El niño, quien juega desde los 7 años en el Club 7 de Septiembre, es sobrino del ex delantero de Newell's y Banfield Mauricio Sperdutti, quien estuvo en el Hospital Vilela junto a los padres del nene.