Guillermo Nielsen

Las acciones de empresas argentinas que cotizan en Nueva York cayeron más del 15%, lo que podría impactar en las cotizaciones de la Bolsa porteña tras el feriado de este lunes.
Los papeles de los bancos Galicia, Macro, Francés y Supervielle lideraron las bajas en Wall Street.


La rebaja en las calificaciones de la deuda argentina provocó una disparada del 13,1% del riesgo país, que alcanzaba los 1.875 puntos.


En una jornada sin actividad financiera ni cambiaria en la Argentina, el mercado internacional era afectado por la decisión de las agencias Fitch y S&P de bajar las calificaciones sobre la deuda del país, tras la derrota del Gobierno en las PASO.


La semana pasada, el índice del JP Morgan había pasado de rozar los 2.000 puntos básicos a bajar a 1.660.


Con estos datos, Alberto Fernández le pidió al economista Guillermo Nielsen que hablara para llevar calma.

 

Noticias relacionadas

Nielsen dijo a la agencia Blumberg: “No tenemos previsto reestructurar la deuda con los tenedores de títulos de deuda de la Argentina. Queremos evitar una situación de conflicto con los tenedores de bonos”.

 

Sus dichos lograron su cometido y el riesgo país no siguió su carrera ascendente y las acciones no volvieron a caer.


La duda pasa por cómo los mercados reaccionaran en este martes, se habla de volatilidad en la moneda norteamericana aunque otros creen que el panorama no empeorará.


Las acciones del Grupo Supervielle se depreciaron 15,8 por ciento, mientras que los papeles del Galicia cayeron 15,7 por ciento, los del Grupo Macro perdieron hasta 15,3% y los del Grupo Francés se depreciaron hasta un 14,4%.


El panorama en el sector energético tampoco es alentador: los títulos de Edenor (-12%), Gas del Sur (-9,7%), YPF (-7,4%), Central Puerto (-6,2%) y Pampa (-7,3%) también se desplomaron en Wall Street.


Mercado Libre, que inició las operaciones con un alza de casi 1% tras la reunión entre Marcos Galperin y Alberto Fernández, también cayó al terreno negativo registrando con una baja de 3,4%.


Las únicas empresas que lograron esquivar la caída fueron Tenaris, que ganó 2,1%, y Despegar, con un leve 0,3%.

 

“Es una de las destrucciones de valor más importante de la última década”, señaló un banquero.


Otro tema de importancia es lo que sucederá con el FMI, la misión llega a fines de mes y tendrá un panorama difícil: déficit cero con una tolerancia a 0,5% pero que ahora desbordaría el 1% por las últimas medidas de alivio a la población tras el alza del dólar.

 

El Gobierno busca que se considere suficiente el cumplimento de la meta fiscal de junio y que la misión le recomiende al directorio del FMI el desembolso de US$ 5.500 millones que debería concretarse en setiembre.