Wall Street (Reuters)

El riesgo país de Argentina sube a los 1.900 puntos básicos el martes, frente a los 1.659 del viernes, luego de un feriado doméstico y la flamante asunción del Ministro de Hacienda, Hernán Lacunza.

 

Los mercados financieros del país sudamericano vienen de registrar una de las peores semanas en décadas con el derrumbe del peso y de los activos dado el adverso resultado electoral que sufrió el Gobierno en las elecciones primarias.

 

El lunes cayeron los bonos y los ADRs argentinos cotizados en el exterior.

 

Noticias relacionadas

Previo a la apertura de los mercados este martes, se esperan declaraciones de Lacunza y del presidente del banco central (BCRA), Guido Sandleris.

 

El indicador de JP Morgan, que mide el diferencial de tasa de los bonos del Tesoro con sus similares emergentes, cede apenas un entero este martes, a 1.879 puntos básicos.


Este lunes los ADR en Nueva York cayeron a sus cotizaciones más bajas desde diciembre de 2012, mientras que el Riesgo País argentino cerró en 1.880 puntos básicos, una cifra similar a la de una década atrás. Es de prever que después del feriado en Argentina, el derrape de bonos y acciones argentinos en el exterior se traduzca en números rojos este martes en la operatoria de la Bolsa porteña.

 

La baja de la calificación por parte de agencias como Fitch y Standard & Poor's, así como declaraciones del candidato Alberto Fernández, sobre la posibilidad de "sentarse a discutir uno por uno" con los acreedores de deuda, fueron noticias recibidas con escepticismo en los recintos bursátiles donde se transan títulos argentinos.