Franquicias, empresas, ventas, comercioPor Susana Perrotta

En los últimos 25 años el franchising creció exponencialmente hasta convertirse en uno de los sectores más importantes de la economía nacional. Cuáles son las claves de uno de los sectores que aún en tiempos adversos no deja de crecer.

 

Si analizamos el presente del franchising, parece increíble que ere un sector casi inexistente hace 3 décadas. Cuando hace 25 años se llevó a cabo la primera edición de la Expo Franquicias, la muestra reunió apenas a un puñado de empresas (principalmente extranjeras, mucho más afianzadas en este modelo, que estaban desembarcando en nuestro país). En ese entonces muy pocas empresas autóctonas advertían su potencial para expandirse mediante este sistema relativamente nuevo.

 

Ha pasado un cuarto de siglo desde entonces y el franchising se ha consolidado en uno de los sectores más importantes de nuestra economía: según un estudio desarrollado por Claves Información Competitiva para la AAMF, se estima que más 1.000 marcas comercializan franquicias en nuestro país, reuniendo en total unos 37.000 puntos de venta, empleando cuatro veces más personal que la industria automotriz, que durante 2018 movilizaron 12.500 millones de dólares, representando a un 22% de las ventas internas minoristas a nivel nacional y aportando el 2% del PBI. ¿Cuáles han sido las claves de este crecimiento sostenido, aún ante los cambiantes contextos económicos que atravesó nuestro país en este tiempo? He aquí algunas de ellas:

 

Noticias relacionadas

Desarrollo de franquicias locales: Tras la masiva llegada de franquicias foráneas, el sistema del franchising se popularizó en nuestro país y muchas empresas locales comenzaron a expandir su marca. Incluso en los momentos más complejos para nuestra economía, en los cuáles muchas franquicias extranjeras se retiraron de nuestro país (Donkin’ Donuts, Pizza Hut o Wendy’s tras su primer desembarco; por citar algunos ejemplos), no significó un retroceso para el sistema sino la oportunidad para que las marcas locales se expandieran gracias al mismo. Hoy el 92% de las franquicias presentes en nuestro país son de origen nacional.

 

Profesionalización del sistema: El nacimiento en 1988 de la Asociación Argentina de Franquicias fue el primer paso para la profesionalización del franchising en nuestro país, ya que generó un punto de encuentro entre las marcas extranjeras más avezadas en el sistema con las marcas locales ávidas de experiencia. Desde allí se generaron acciones para promover el crecimiento del sector y la realización de la Expo Franquicias fue una de las más importantes. La consolidación de esta entidad gremial, la generación de actividades de capacitación y el desarrollo de relaciones institucionales contribuyeron mucho al proceso de profesionalización.

 

Ley de Franquicias Comerciales: Sin lugar a dudas, la Ley de Franquicias Comerciales que entró en vigencia con el nuevo código civil fue el aporte más importante a la profesionalización del franchising en nuestro país. Promovida por la AAMF, la ley generó nuevos derechos y obligaciones para ambas partes (empresas franquiciantes e inversores franquiciados), que protegen a todos los involucrados en cuanto a la relación entre las partes, los alcances de su responsabilidad respecto de los resultados comerciales y de la relación contractual con los empleados; entre otros importantes aspectos.

 

Modelo seguro y confiable: También a partir de la entrada en vigencia de la Ley, los inversores interesados en franquiciar acceden a un “sistema probado”: las empresas franquiciantes deben contar con al menos 2 locales operando y presentar 2 ejercicios anuales cerrados, que permitan ofrecer garantías reales de los resultados esperables en cada franquicia. Por lo cual, un nuevo comercio franquiciado no se embarca en una aventura comercial como lo hace un emprendimiento independiente, ni una marca franquiciante puede experimentar la expansión de su marca a partir de inversiones de terceros. Pero además, el sistema de franchising es un modelo comercial probado internacionalmente. Según informa el Departamento de Comercio de los Estados Unidos, principal país de este mercado, el 92% de los negocios franquiciados en dicho país han alcanzado el décimo año en actividad, mientras que esta tasa de supervivencia desciende al 23% en los emprendimientos independientes no-franquiciados.

 

Exportación de Franquicias: 180 marcas argentinas exportan franquicias a 62 países diferentes, en donde se encuentran más de 1.750 puntos de ventas. Nuestro país se ha consolidado como el principal exportador de franquicias de la región y el Estado, consiente de la competitividad e impacto estratégico de este sector sobre la economía, está acompañando fuertemente el desarrollo internacional del sistema. Aun cuando el consumo local puede estar por debajo de los niveles deseables en el mercado doméstico, las empresas del sector son apoyadas por su impacto en el PBN. Otra ventaja competitiva más que poseen las franquicias respecto a sus competidores independientes. Así, en la última década hemos visto expansiones impensadas hasta hace no mucho tiempo atrás, como el desembarco de El Noble en China o de Café Martínez en Dubai.

 

Sistema a la vanguardia en equidad de género: Aún antes de que la brecha de género en el mercado laboral sea parte de la agenda pública y se escrute tan minuciosamente como en la actualidad, el franchising siempre se destacó por ser uno de los sectores en los cuáles dicha brecha es mínima. Más del 40% de los locales franquiciados en Argentina son liderados exclusivamente por mujeres. Si sumamos a los comercios comandados por sociedades que incluyan a al menos una mujer, la participación femenina en el liderazgo de franquicias alcanza el 50%. Inclusive muchas firmas prefieren que sus franquiciados sean mujeres porque encuentran en ellas una aliada ideal: son atentas y estructuradas para el trabajo, son grandes organizadoras y piensan con rapidez. De hecho, para mí es un orgullo tener el honor de ser la 1° Presidente mujer de la AAMF.

 

Por todas estas razones, el sistema del franchising se ha consolidado como uno de los sectores más importantes de nuestra economía y un espacio en el cual obtener alternativas de inversión de bajo riesgo. En la edición 2019 de la expo Franquicias Argentina, que se llevará a cabo los días 28, 29 y 30 de agosto en el Predio Ferial de La Rural, los emprendedores interesados podrán conocer en un único espacio, como desde hace 25 años, todas las opciones de inversión que ofrece este modelo de negocios probado y seguro.

*Por Susana Perrotta

Susana Perrotta, Presidente de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias

Presidente de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF)

*INVITADO DEL DÍA DE DIARIO26.COM