Incendio Amazonia, REUTERSREUTERS

Hace casi tres semana que la selva amazónica está en llamas, no es un evento aislado más. Satélites detectaron 39.194 incendios solo en 2019, un aumento de más del 77% respecto del año pasado.


Ahora, los incendios están tan desplegados e intensos que el humo se extendió a miles de kilómetros de distancia llegando a San Pablo. La NASA publicó fotos que muestran que el humo es visible desde el espacio, el panorama es aterrador.


En Brasil hay un cruce de acusaciones, por un lado Jair Bolsonaro apunta a las organizaciones y por el otro los ambientalistas culpan al presidente por impulsar la industria agricultora.


El incendio que destruyó gran parte de la selva se extendió a otros países y a las provincias del norte de Argentina y podría llegar a Buenos Aires. Ante esto, ambientalistas y meteorólogos adivierten sobre formación de nubes contaminentes que pueden generar problemas respiratorios.

Grupos ambientalistas llamaron a movilizarse el viernes por el cuidado de la selva. El movimiento de la joven sueca Greta Thunberg, promotora de una iniciativa mundial de lucha contra el cambio climático, convocó concentraciones frente a embajadas y consulados de Brasil.