Papa Francisco, NA

El papa Francisco explicó que llegó tarde a la tradicional oración dominical del Ángelus porque quedó encerrado en un ascensor del Vaticano y tuvo que ser rescatado por los bomberos.


"Tengo que disculparme por llegar tarde. Estuve encerrado en un ascensor durante 25 minutos debido a un corte de energía, pero luego vinieron los bomberos", dijo el sonriente pontífice de 82 años.

"Un aplauso al servicio de bomberos", propuso, a lo que la multitud a sus pies respondió entre palmas y vítores.


Francisco llegó siete minutos tarde, despertando inquietud en las televisiones italianas que retransmiten el Angelus en vivo, al advertir que se trata de un incidente casi inédito.


El inhabitual retraso podría haberse debido a un problema de salud. Francisco aparenta una energía ilimitada pesa a su edad, pero en su juventud perdió parte de un pulmón, y las muecas de dolor que se le escapan ocasionalmente recuerdan que el dolor ciático es un compañero casi constante para el pontífice.