Detenidos por crimen de policía, Ciudad Evita

Un efectivo de la Policía de La Matanza murió tras ser baleado por delincuentes que lo asaltaron mientras trabajaba como chofer para la aplicación de transporte Uber en la localidad bonaerense de Ciudad Evita, en el límite con La Tablada, y por el hecho tres personas quedaron detenidas.
  

Según confirmaron fuentes policiales a NA, el deceso del oficial Jonathan Benítez se produjo este martes a la mañana en el Hospital Balestrini, de la misma localidad, donde había llegado casi desangrado tras haber recibido disparos en sus piernas.
  

El incidente se produjo cuando Benítez estaba estacionado con su Volkswagen Gol en un playón en La Quila y Tapetí, en uno de los bordes del barrio conocido como "Monoblocks de Tablada".
  

En ese momento, de acuerdo con al menos una persona que fue testigo del hecho, fue sorprendido por un grupo de personas que iban en otro auto y lo asaltaron.

  

En el lugar se produjo un tiroteo, y tras ser despojado de su arma reglamentaria, una pistola calibre 9 milímetros, Benítez por sus propios medios huyó del lugar y se dirigió a una estación de servicios situada en Camino de Cintura y Crovara, de La Tablada.
  

Noticias relacionadas

En ese lugar, a causa de su grave estado, el efectivo perdió el control del vehículo y chocó contra un Fiat Punto que estaba estacionado sin ocupantes.
  

De inmediato, el oficial se desvaneció en el acto tras recibir un golpe en la cabeza por el choque y fue auxiliado por otros efectivos de la Policía Local de La Matanza.
  

El policía fue llevado de urgencia al Hospital Balestrini donde ingresó con abundante pérdida de sangre sufrida por las heridas de bala en ambas piernas y murió en horas de la mañana de este martes.
  

El hecho fue caratulado "homicidio en ocasión de robo", con intervención de la fiscalía de turno del Departamento Judicial de La Matanza.
  

Este martes pasado el mediodía, los investigadores detuvieron a dos hombres, uno de 24 años, y el otro de 17, y a una mujer de 16, en un complejo habitacional de La Tablada.
  

Según las fuentes consultadas, las tres personas fueron puestas a disposición de la justicia sospechadas de haber participado en el hecho.
  

Los investigadores sospechan que la joven sería cómplice de los otros dos detenidos, quienes iban en el auto con el que cometieron el robo y posterior crimen de Benítez.
  

Además de las aprehensiones, en los lugares allanados se secuestraron dos armas de fuego de puño, drogas, tres motos con pedido de secuestro por robo, ropas y zapatillas con manchas hemáticas, proyectiles, y una vaina servida calibre 40 (compatible con la hallada lugar del hecho).