Oscar Pardini, condenado por abuso sexual de sus hijos en Santa FeOscar Pardini, condenado por el abuso sexual de sus hijos, Gentileza Casilda Plus

La Justicia santafesina condenó a un hombre a la pena de 25 años de prisión efectiva por haber abusado sexualmente de sus cuatro hijos durante dos décadas en la localidad de Casilda, a 56 kilómetros de Rosario.

 

Durante el juicio oral, los fiscales dieron a conocer pruebas de ADN que determinaron que el hombre es el padre de una joven, producto de la violación y embarazo de una de sus hijas.

 

Oscar Pardini fue condenado por el delito de "abuso sexual con acceso carnal y gravemente ultrajante, ambos agravados por el vínculo y por el aprovechamiento de convivencia".

 

Noticias relacionadas

El tribunal integrado por los jueces de Primera Instancia, Carlos Pareto, Ignacio Vacca y Juan José Tutau, encontraron a Pardini culpable de esos delitos y lo condenaron a la pena de 25 años de prisión efectiva. Fue absuelto por el delito de abuso sexual simple.

 

Durante el proceso varios testigos dieron su testimonio, pero la prueba más contundente para su sentencia fue el resultado de un estudio genético de ADN por el que se determinó que el hombre es el padre de la nena que una de sus hijas abusadas dio a luz hace 19 años y a quien reconocía como nieta.

 

Pardini fue denunciado en julio de 2017 por tres de sus hijos, por lo que los fiscales de la Sede Fiscal de Casilda, Emiliano Ehret y Marianela Luna iniciaron una investigación que los llevó a acusarlo por hechos de abuso sexual en reiteradas oportunidades. En aquel momento, ambos funcionarios judiciales coincidieron en pedir la pena de 33 años de cárcel por eso delitos.

 

"Hoy para todos es un día especial, todos tenemos padres. Yo solo puedo decir: 'Feliz Día del Padre a todos los que no son como el mío'", escribió en 2017 una de las víctimas en el Día del Padre. "Este año pude denunciar y este año asumí las consecuencias que denunciar a tu propio padre implica", agregó.

 

Hasta el momento de su detención, Pardini era un hombre respetado entre sus vecinos y devoto de la fe católica que fue incluso ministro de la eucaristía y que solía personificar a Jesucristo en las procesiones de Vía Crucis. "Para la iglesia de Casilda venía Dios, Jesús, Oscar Pardini y San Pedro", declaró una tía de las víctimas al hablar del perfil religioso del imputado.