ECONOMÍA ARGENTINA

Sturzenegger apuntó contra el Gobierno por la inflación y lo culpó por la crisis económica

El ex presidente del Banco Central evaluó: "Si bien la herencia macroeconómica recibida por el Gobierno no era ideal, es difícil culparla por los resultados". "Al final, la culpa reside en las políticas que se decidieron", comentó.
Martes 10 de septiembre de 2019

Federico Sturzenegger - Economía ArgentinaFederico Sturzenegger

El ex presidente del Banco Central Federico Sturzenegger cuestionó al Gobierno por la inflación y consideró que la "culpa" de la crisis económica "reside en las políticas que se decidieron" desde la Casa Rosada.

 

Por medio de un documento que elaboró bajo el título "La Macro de Macri: el sinuoso camino hacia la estabilidad y el crecimiento", el economista evaluó: "Si bien la herencia macroeconómica recibida por el Gobierno no era ideal, es difícil culparla por los resultados".

 

"Al final, la culpa reside en las políticas que se decidieron. El deterioro de la política fiscal en primer lugar y, luego, la elección de apostar por un crecimiento a corto plazo, incluso a expensas de las instituciones monetarias y la inflación", señaló.

 

Noticias relacionadas

Según Sturzenegger, "la administración de Macri venía acarreando el estigma de ser un partido de derecha o centroderecha, y como tal se anticipaba que iba a arrancar su gobierno con un fuerte ajuste fiscal y monetario. No obstante, el equipo político creía que era necesario sacarse ese estigma".

 

A su criterio, que el Gobierno haya decidido debilitar su lucha contra la inflación fue "un error político costoso y obvio, pero además paradójico, para un equipo que había demostrado una profesionalidad significativa en su evaluación de los riesgos y beneficios políticos, y había visto los beneficios políticos de la desinflación en las elecciones legislativas de 2017".

 

No obstante, el ex funcionario reconoció que la política de metas de inflación que planteó durante su gestión al frente de la autoridad monetaria fue, tal vez, "demasiado rápida y agresiva".

 

Sturzenegger había proyectado, a principios de 2016, que la inflación de 2019 sería del 5%.

 

En el documento difundido este lunes, el economista hizo referencia también a la conferencia de prensa del 28 de diciembre de 2018, en la cual el Gobierno anunció que cambiaba las metas de inflación.

 

En ese sentido, recordó que el "leitmotiv del Banco Central había sido que un cambio de meta quiere decir no tener una meta".

 

Pero aseguró que Macri había decidido "cambiar al presidente del Banco Central si era necesario".

Federico Sturzenegger
Crisis económica
SECTOR MUY GOLPEADO

Ecos de la crisis: en 2018, Arcor perdió plata por segunda vez en la historia

La compañía alimenticia, fundada en 1951, sólo perdio dinero en 2002 y el año pasado. La industria alimenticia, muy golpeada por la recesión, la devaluación y los tarifazos.
Jueves 14 de marzo de 2019

Fábrica de Arcor

Arcor se sumó a la lista de compañías alimenticias que tuvieron un 2018 para el olvido por la devaluación y la caída del consumo.

 

Con pérdidas anuales de $1.010 millones, dicha caída fue la segunda vez desde su fundación en 1951 que termina un ejercicio en rojo. El único antecedente se remonta a 2002, en medio de una de las crisis económicas más profundas.

 

Arcor informó a la Bolsa que el año pasado sus ventas sumaron $85.600 millones y que aún así tuvo que afrontar un resultado negativo de $1.010 millones.

 

Este escenario es prácticamente calcado en muchas otras alimenticias: recientemente Molinos Río de la Plata y Mastellone Hnos. informaron que durante el año pasado perdieron $1.700 y $1.900 millones, respectivamente.

 

En el segmento “Golosinas y Chocolates” alcanzó en 2018 ventas a terceros por $17.125,9 millones, mientras que en 2017 habían sido de $17.568,8 millones. “En un año en que el consumo en general se vio afectado por la caída del poder adquisitivo de los consumidores, el Negocio Golosinas mostró una disminución en sus ventas en volumen”, destacó la compañía.

 

En el rubro “Alimentos”, las ventas sumaron $7.588,3 millones, mientras que en 2017 ascendieron a $8.173 millones. “En un año de caída general de consumo en casi la totalidad de los mercados de alimentos en la Argentina, las ventas del negocio reflejaron una leve caída de los volúmenes totales comercializados; de igual forma se destaca el buen desempeño en el mercado interno que tuvieron las ventas de jugos en polvo, tomates, polentas, conservas de fruta y aceite”, detalló el informe de Arcor.

 

El negocio “Galletitas” tampoco se salvó de la caída. Las ventas sumaron $16.103,8 millones, en comparación con los $17.275,8 millones de 2017. “El mercado de galletas comenzó el año con un leve repunte, pero a partir del segundo semestre se evidenció una importante caída como consecuencia de la crisis en la Argentina, lo que finalmente ocasionó que el volumen disminuyera contra el año anterior, pero en menor nivel que el mercado. Igual, cabe destacar el crecimiento en los segmentos de mayor valor agregado, como: galletas dulces secas, alfajores y snacks de copetín”.

 

Las ventas locales a terceros en Packaging tuvieron más facturación pero menos volumen. Fueron de $14.362,4 millones en comparación con los $10.349,3 millones de 2017. “En un año de caída general de la actividad, se produjo una disminución del volumen respecto del año anterior, con comportamientos dispares entre los diferentes sectores en que participamos: flexibles, industrial y el bolsero, esto último influido por la caída de la actividad de construcción”.

Grupo Arcor
Arcor
Crisis económica
Recesión
Tarifazo
Economía (Finanzas)
CRISIS ECONÓMICA

La UIA, en alerta por nivel de capacidad ociosa, cree que la industria seguirá en caída

Los miembros de la Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina manifestaron su preocupación por el alto nivel de la capacidad ociosa y la evolución de la actividad industrial, en particular para las PyMEs y las economías regionales
Jueves 14 de marzo de 2019

Actividad económica, producción industrial, NA

Los miembros de la Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA) reiteraron su preocupación por el alto nivel de la capacidad ociosa y la evolución de la actividad industrial nacional, en un contexto macroeconómico en el que las empresas también se ven afectadas por el alto costo de financiamiento.

 

Así se desprende del encuentro que se realizó en la tradicional sede de la entidad del centro porteño, donde los integrantes de la Junta Directiva repasaron la coyuntura que atraviesan las distintas ramas industriales y regiones del país.

 

Los representantes sectoriales y regionales manifestaron su preocupación por el alto nivel de la capacidad ociosa y la evolución de la actividad industrial, en particular para las PyMEs y las economías regionales, en línea con las cifras oficiales que difundió el Indec.

 

La utilización de la capacidad instalada en la industria bajó al 56,2% durante enero, frente al 61,6% registrado en igual mes del año pasado, una baja que es congruente con el retroceso del 10% interanual que registró la actividad fabril durante el primer mes del año, según la medición del Indec.

 

La entidad también resaltó la necesidad de contar con la inmediata adhesión a la Ley de Riesgos del Trabajo por parte de aquellas provincias que aún no lo hicieron.

 

Dicha norma generó la reducción de la litigiosidad y de los sobrecostos asociados al sistema vinculado a la llamada "industria del juicio", un tema que es viejo reclamo de la gremial empresarial.

 

Durante el encuentro, el director del Centro de Estudios, Pablo Dragún, presentó un informe sobre la coyuntura en donde se abordaron las dificultades macroeconómicas, el esquema actual de elevadas tasas de interés y los problemas históricos de Argentina en materia de déficit externo, con el consecuente impacto sobre la producción y el empleo.

 

"Mostramos cómo el manejo de la tasa de interés perjudica fuertemente al nivel de actividad y que el problema estructural de Argentina pasa por la generación de dólares genuinos", dijo el director del Centro de Estudios de la UIA.

 

La presentación incluyó un análisis sobre la caída del nivel de actividad registrada por el Indec en enero (-10,8%) y el descenso de las exportaciones de manufacturas de origen industrial (-24,3%), que fueron afectadas por la baja de los reintegros y la suba de las retenciones.

UIA
Industria argentina
Economía argentina
Crisis económica
Economía (Finanzas)