HORROR EN SALTA

Detuvieron a una pareja acusada de golpear y matar a su bebé de 11 meses

El niño fue llevado al hospital de la localidad salteña de Orán por la madre y su pareja, pero allí se le detectó que tenía fracturas múltiples en el cráneo.
Martes 10 de septiembre de 2019

Detuvieron a una pareja acusada de golpear y matar a su bebé de 11 mesesHospital Materno Infantil de la ciudad de Salta.


Una mujer y su pareja quedaron detenidos este martes por la muerte de un bebé de 11 meses ocurrida este lunes en el Hospital Materno Infantil de la ciudad de Salta.


Según informaron fuentes judiciales, la fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas Claudia Carreras solicitó este martes la detención de la mujer, madre del bebé, y de su pareja, mientras pidió con urgencia la realización de la operación de autopsia al Servicio de Tanatología Forense.


El niño de 11 meses fue llevado este lunes al hospital de la localidad salteña de Orán por la madre y su pareja, pero allí se le detectó que tenía fracturas múltiples en el cráneo por lo que fue derivado a la ciudad de Salta para que reciba la atención correspondiente en el Hospital Materno Infantil, donde falleció durante la noche del lunes.


Según se informó, ante las contradicciones e inconsistencias de las declaraciones de la pareja, la fiscal Carreras solicitó las detenciones.


El hombre fue imputado como autor del delito de homicidio calificado por alevosía, mientras que la mujer, tuvo que ser asistida por un estado de crisis y no pudo ser imputada aún como autora del delito de homicidio doblemente calificado por el vínculo y alevosía. 

 

Asesinato
Muerte
Infancia
Salta
QUÉ DICEN LOS PERITOS

Doble crimen en Pehuajó: creyó que su novia y hermano eran amantes, los mató y se suicidó

Antes de ser asesinada, la propia joven alcanzó a llamar al 911 para pedir ayuda y contar que su pareja policía había "malinterpretado" una situación entre ella y su cuñado y que los estaba amenazando con un arma de fuego.
Lunes 25 de mayo de 2020

Crimen en Pehuajó, autor materialEl autor del crimen.

Un perito de Policía Científica mató hoy a balazos su novia y a su hermano y luego se suicidó en la ciudad bonaerense de Pehuajó, en un caso de femicidio y fratricidio que para los investigadores está vinculado a los celos, informaron fuentes policiales.



Antes de ser asesinada, la propia joven alcanzó a llamar al 911 para pedir ayuda y contar que su pareja policía había "malinterpretado" una situación entre ella y su cuñado y que los estaba amenazando con un arma de fuego.



El hecho fue reportado a las 0.45 de hoy en una vivienda de la calle Cambaceres 351, de esa ciudad del noroeste bonaerense ubicada a 365 kilómetros de la Capital Federal.



Allí la policía encontró agonizando con un disparo en la cabeza a Boris Iván Lulich (29), perito planimétrico de la Delegación de Policía Científica de Trenque Lauquen, y los cadáveres de su novia, Brenda Aylén Rojas (19), y de su hermano, Felipe Lulich (30).



Los voceros explicaron que en ese terreno hay tres viviendas: la primera donde vive el padre de los hermanos, la segunda que habitaba el policía y su pareja y la tercera la de su hermano.



Todo comenzó anoche cuando las cuatro personas terminaron de comer un asado en la casa del padre y el hermano del policía se retiró a su casa, tras lo cual hizo lo mismo la chica.



Como Rojas no regresaba, Boris salió a buscarla y la encontró en la casa de su hermano.



Según lo que pudieron reconstruir a partir del llamado al 911 y de la escena con la que luego se encontraron, los investigadores creen que el policía sorprendió a su hermano y a su novia en alguna situación que le hizo pensar que algo sucedía entre ellos y allí comenzó a amenazarlos con su arma reglamentaria.



Cuando llegó el móvil policial a la casa, un policía se acercó y escuchó un disparo, y repelió la agresión pensando que le estaban disparando a él, pero luego se estableció que fue el tiro final con el que el perito se disparó en la sien luego de haber asesinado a su pareja y a su hermano mayor.



Rojas yacía muerta afuera de la casa con un disparo en la espalda, como si hubiera sido atacada cuando quiso escapar corriendo, explicaron las fuentes.



En tanto, Felipe Lulich, hermano del policía, estaba muerto dentro del baño con disparos en la zona abdominal y junto a una escopeta calibre 12 de doble caño con un cartucho detonado.



"Siempre en base a lo que conjeturamos y vemos en la escena, creemos que este hombre trató de defenderse de su hermano con la escopeta y llegó a dispararla pero ese escopetazo dio en una pared sin lastimar a nadie", dijo uno de los investigadores.



Finalmente, el perito Boris Lulich fue hallado en la habitación de su hermano, con un disparo en la región occipital del cráneo, es decir, sobre la nuca, y su arma reglamentaria marca Taurus calibre 9 milímetros al lado.



El policía fue trasladado de urgencia, en estado gravísimo, al hospital municipal de Pehuajó, donde luego falleció a raíz del cuadro crítico que padecía por el tiro en la cabeza.



En total se secuestraron tres armas: la pistola 9 milímetros del perito -con una bala en la recámara y seis cartuchos en el cargador-, la escopeta calibre 12 y el arma reglamentaria del policía que llegó a la escena y disparó pensando que le tiraban.



El hecho es investigado por el fiscal Luis Caldentey, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Pehuajó, quien se hizo presente esta mañana en el lugar del hecho para dar las primeras directivas y supervisar el trabajo de los peritos.

Asesinato
Pehuajó
Investigación
EL CRIMEN OCURRIÓ EN 2018

Femicidio en San Fernando: "Ay no, por favor soltame", la frase que repetía el loro de víctima que estuvo en la escena

En la escena del crimen de Elizabeth Alejandra Toledo encontraron a la mascota. La suplica que decía una y otra vez fue incorporada al caso.
Lunes 25 de mayo de 2020

Femicidio en San FernandoLugar del hecho.

Elizabeth Toledo, la víctima del femicidio cometido a fines de 2018 en San Fernando y por el que dos hombres serán juzgados, tenía como mascota un loro que fue hallado en la escena del crimen diciendo la frase "ay no, por favor soltame", un ruego que pudo haber hecho la mujer mientras era asesinada, según creen los investigadores.



El dato fue incorporado por la fiscal de San Fernando Bibiana Santella a la requisitoria de elevación a juicio, a partir del testimonio de un policía que aquel 30 de diciembre de 2018 por la mañana custodiaba y preservaba el lugar del hecho antes de la llegada de la Policía Científica.



El efectivo de la comisaría de Virreyes Oeste declaró en el expediente que mientras estaba de consigna a la espera de la llegada de la fiscal y los peritos, escuchó "gritos provenientes del interior de la vivienda, los cuales le llamaron poderosamente las atención", ya que le habían dicho que dentro de la casa sólo estaba el cadáver de Toledo.



El policía contó que tomando los recaudos necesarios para no pisar ni tocar nada, se asomó al interior de la habitación donde yacía el cuerpo y volvió a escuchar gritos detrás de la puerta principal y cuando observó detenidamente advirtió la presencia de un "loro de color verde y tamaño estándar" dentro de una jaula blanca.



Cuando se retiraba, volvió a escuchar gritar al loro la frase: "¡Ay por favor soltame, ay no!".


El loro también es mencionado en la causa por una almacenera y vecina de la víctima, que afirmó que no sólo le compraban a ella las semillas para el ave, sino que una vez lo escuchó repetir la frase "¿por qué me pegaste?" y justo coincidió con el momento en el que una de las parejas de la víctima fue echada de la casa porque le había pegado a Toledo.

Femicidio
San Fernando
mascotas
Asesinato