Canal 26 en carnicería, comparación de precios

Los precios promedio de los distintos cortes de carne vacuna subieron 50,9 por ciento entre agosto último y el mismo mes de 2018.


Así lo informó el instituto IPCVA en el Informe Mensual de Precios de la Carne Vacuna en el área metropolitana, realizado durante la segunda semana de agosto.

 

CANAL 26 estuvo presente en una carnicería de Mataderos donde dialogó con empleados para explicar cómo impacto la suba en las ventas y consumo.


Respecto de julio los precios de la carne vacuna registraron un alza moderada del 2%.
Con relación a los valores de agosto de 2018, el pollo incrementó su precio en 56,1% y el cerdo 51,5%.

Noticias relacionadas


Los precios de la carne vacuna tuvieron subas leves, del (+0,3%), en agosto de 2019, con relación a julio, en los puntos de venta que atienden en barrios de nivel socioeconómico alto y en el estamento medio fue del 2,3% y en bajo del 2,1%.

 

Alan, empleado de carnicería, dijo: "En estos momentos bajó un poco el consumo, pero se trata de cuidar a la gente aunque antes no daban las sillas y esperaban mucho".

 

"La gente busca calidad y precios más o menos estables para poder consumir. Nosotros tratamos de mantener el precio y aumentar poco y nada para que la gente pueda consumir"

La carne de novillitos exhibió precios con referencia a julio 2019 con alzas leves a moderadas del +1,7%; la carne de novillos, vaquillonas y terneras tuvo valores con una moderada tendencia alcista, que resultaron de un 2,1%.

 

"Cuidamos a los clientes, los días de semana lleva paleta, tortuguita y los fines de semana se consume asado. La gente cuida su bolsillo pero quiere comer bien", manifestó. 

 

"A veces no se puede consumir asado y optan por falda, chorizo o morcilla para al menos tener durante el fin de semana. Bajó la cantidad de kilos que el cliente pedía", aseveró.


El comportamiento de los precios de la carne vacuna manifestó algunas diferencias entre en las distintas zonas geográficas: se registraron subas moderadas en la Capital Federal; en zona norte del Gran Buenos Aires hubo caídas leves; en las zonas oeste y sur del GBA, subieron de forma leve a moderada.

 

"Se consume más la nalga que el peceto. La gente siempre lleva tapa de nalga, tapa de asado y lo que no sale mucho es lomo y esas marcas que salen más caro porque la gente compara precios", cerró Alan. 


Durante agosto, los precios mostraron subas moderadas, del 2,6%, con respecto a julio en las carnicerías mientras que en los supermercados se observaron precios estables, sin variaciones.
El precio promedio de la carne vacuna, medido en 200 puntos de venta de Capital Federal y Gran Buenos Aires, registró en agosto de 2019 una variación de 2% en relación a julio y de 50,9% con respecto al mismo mes de 2018.


La carne de novillo, que representa el 22% de la canasta, tuvo una suba en el precio promedio del 2,1% y la proveniente de haciendas livianas de consumo (novillitos, vaquillonas y terneras), que representa un 76,5% de la canasta, exhibió precios que mostraron alzas moderadas, del +1,9%, con respecto al mes anterior.


En tanto, la canasta se completa con un 1,5% de carne de vacas, que mostró una caída leve a moderada con referencia a julio.


Actualmente, cortes como el peceto tienen un precio que resulta en $23 por kilo más alto en los supermercados que en las carnicerías.


Las otras carnes tienen comportamientos opuestos: el pechito de cerdo resulta $7 más económico en las carnicerías y el pollo fresco entero, en $12,50 por kilo en los supermercados.