Doble de riesgo, Olivia Jackson

Olivia Jackson, doble de riesgo, trabajaba en Resident Evil donde grababa las tomas de acción que le correspondían a Milla Jovovich. Peor ocurrió una fatalidad en el set: perdió un brazo en plena filmación y desde allí todo se convirtió en un calvario. IMÁGENES SENSIBLES.

Noticias relacionadas

 

El accidente ocurrió en Sudáfrica, donde se hicieron las últimas tomas de Resident Evil: The Final Chapter. A cuatro años del hecho, decidió demandar a los productores del film por daños y perjuicios.


La denuncia cuenta que había sido programada para una escena de pelea, pero el director Paul Anderson cambió el horario a último momento por el mal clima. Su deber era acelerar una moto a 64 kilómetros por hora hacia una cámara que se suponía que iba a ser levantada por una grúa antes de que ella llegara a ese punto. Sin embargo, esto no pasó. La elevaron un segundo más tarde y, en consecuencia, le cortó el antebrazo.


"Extraño mi vieja cara. Extraño mi viejo cuerpo. Extraño mi antigua vida. Me duele mucho tener que vivir con esto por los errores de otras personas", dijo Jackson angustiada.


En sus redes, Jackson les mostró a sus seguidores varias imágenes de su cuerpo, donde los daños que sufrió están a la vista.