UNO DE LOS PEORES AÑOS DEL SECTOR

Sector inmobiliario en crisis: buscan destrabar acceso a dólares para comprar propiedades

Cámaras inmobiliarias se reunirán con funcionarios del Ministerio de Hacienda. El mercado atraviesa una crisis sin precedentes.
Lunes 16 de septiembre de 2019

Sector inmobiliario, economía argentina

Las operaciones de compra venta de inmuebles en la Ciudad de Buenos Aires cerrarán este año por debajo de las 30.000 escrituras, lo que representará el peor año de los 21 que tiene la serie histórica, un registro aún peor que los observados en la crisis de 2001 o en los años más duros del cepo cambiario, indicó el Colegio Público de Escribanos porteño.


Representantes del sector se reunirán este lunes con funcionarios del Ministerio de Hacienda para terminar de definir las alternativas para que las personas que quieran adquirir una propiedad puedan acceder a los dólares necesarios sin restricciones, a pesar de las medidas de control de cambio que entraron en vigencia la semana pasada y que pusieron un tope de USD 10.000 mensuales.


Ante esta situación, fuentes del sector inmobiliario dijeron que esperan poder destrabar este semana con el Banco Central el acceso a dólares para la compra de viviendas, un problema adicional al alicaído mercado que, cuando se den a conocer las cifras de agosto, sumará su decimoquinta caída consecutiva de operaciones.

 

Hasta hoy, el período 2013-2015 era el más bajo de la historia ya que en aquellos años de cepo cambiario se registraron respectivamente 35.910, 33.706 y 37.398 escrituras.

 

Noticias relacionadas

Pero al analizar el panorama 2019, se asegura que de seguir así, este año será el peor de la serie, debido a que hasta comienzos de septiembre se habían registrado unas 18.000 operaciones y de sostenerse las tendencias no habría mucho más de 30.000 hacia fines de diciembre.

 

De ser así, se confirmaría el peor año del registro histórico iniciado en 1998, precisamente el año que mantiene el récord de operaciones con 76.676 escrituras.


Representantes de Colegios de Martilleros Públicos participarán del 19 al 20 de septiembre en Mar del Plata del VIII Congreso Nacional de Profesionales Inmobiliarios para debatir la crítica caída de la actividad en ese mercado.


Los diputados nacionales Graciela Camaño y Daniel Arroyo, el economista Claudio Zuchovicki, el economista y youtuber financiero Ramiro Marra, el analista político Gustavo Marangoni y la Coach Ejecutiva y Organizacional Teresa Sacco son algunos de los disertantes ya confirmados en el evento.


La titular del Registro de Subastas Judiciales de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, Laura Alejandra Calá, disertará sobre el tema "Por una Argentina sin franquicias inmobiliarias", uno de los debates centrales del evento.


Otro panel debatirá sobre un "Nuevo sistema de construcción de edificios sustentables con financiación a 10 años" para abordar el tema del incremento de la oferta y desarrollo de viviendas y locales.


Marra presidirá el debate sobre "Relaciones del mercados de capitales y el inmobiliario", mientras que Camaño realizará un análisis de la realidad económica y política, y Arroyo disertara sobre propuesta para enfrentar la actual crisis social.

Inmobiliarias
Crisis
CRISIS DEL SECTOR

El derrumbre de la actividad petrolera en Argentina solo es superado por Venezuela

Un informe de Baker Hughes, firma especializada en tecnología y servicios petroleros, revela que en junio sólo había cinco equipos de perforación activos en Argentina y uno en Venezuela. Así fue la evolución del número de equipos en 18 meses.
Sábado 11 de julio de 2020

Vaca Muerta, petróleo, NAComplejo de Vaca Muerta. NA.

La Argentina es uno de los países del mundo en que más rápido se ha derrumbado la cantidad de equipos de perforación petrolera activos: a fin de junio sólo había 5 en acción, según el “rig count” que periódicamente reporta Baker Hughes, una empresa internacional especializada en servicios y tecnología petrolera.

 

El dato se da a siete semanas de la entrada en vigencia del “barril criollo”, por el cual, a través del decreto 488, el gobierno estableció un precio mínimo de 45 dólares y prohibió la importación de crudo.

 

Ninguna región del mundo escapó a la desactivación de equipos petroleros: todas bajaron. A nivel mundial, la caída de fue de 2.221 equipos de perforación en actividad en junio de 2019 a 1073 el mes pasado. En América Latina la caída fue de 189 equipos hace un año a 71 en la actualidad, de los cuales 40 operan en tierra y 31 offshore.

 

Con este marco, en América Latina, el único país que tuvo un desplome superior al de la Argentina es Venezuela, donde queda un solo equipo de perforación activo, precisó Baker Hughes. En la región, los que pudieron lidiar mejor con el impacto del colapso de los precios petroleros fueron México y Brasil, dados los desarrollos producidos mar adentro, pero del mismo modo tuvieron bajas importantes en el número de equipos activos.

 

Los equipos de perforación están asociados a la exploración en el sector “convencional”, pero en las formaciones “no convencionales” se asimilan mucho a la explotación, que declina rápidamente en cada pozo y obliga a constantes nuevas perforaciones.

 

La larga y sostenida caída de la industria petrolera de Venezuela tuvo un golpe duro y casi final con el embargo petrolero de EEUU. En el diario español El País, el columnista venezolano Ibsen Martínez escribió una suerte de réquiem al respecto: “El último taladro”, en el que recuerda que el primero había empezado a funcionar en su país en 1913. La producción petrolera actual retrocedió a los niveles de 1940, menos de 300.000 barriles diarios, una buena parte con destino a Cuba y para amortizar deudas con China.

 

Vaca Muerta, petróleo, Neuquén, NAIndustria petrolera en Argentina. NA.

 

Martínez recuerda incluso que el inventor de las “mechas Hughes”, de los viejos equipos, fue el padre de Howard Hughes, uno de los amantes de Rita Hayworht. Fundó Hughes Tool, impulsó el desarrollo de Las Vegas y fue uno de los constructores del módulo de la misión Apolo 11 que llevó a Neil Armstrong a caminar sobre la luna.

 

Respecto de la situación en la Argentina, un informe de la periodista especializada en Energía Victoria Terzaghi, del diario Río Negro, hace recordar que la baja de la cantidad de equipos de perforación activos se inició en febrero de 2019, cuando el entonces secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, puso tope a los beneficios de la explotación de gas. En menos de un mes, 8 equipos salieron de actividad. Luego hubo una lenta recuperación, hasta 71 equipos en julio, 60% de ellos en Neuquén.

 

Luego de la derrota del oficialismo en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias del 11 de agosto de ese año y la devaluación del día siguiente, el gobierno de Macri congeló por decreto el precio de los combustibles y en un mes el número de equipos en actividad cayó a 55, nivel desde el cual se cayó por una suave pendiente, a 50 pozos hacia el final de 2019.

 

Luego de la llegada del gobierno de Alberto Fernández, en 2020 la baja se marcó más debido al fenomenal desplome del precio internacional del petróleo. En marzo, al empezar la cuarentena, el número de equipos de perforación en actividad ya era de 38, de los cuales 32 estaban en Neuquén. La medida no incluyó inicialmente a la explotación gasífera y petrolera como “actividades esenciales” e hizo qe en abril la producción se parara: ningún equipo se mantuvo en actividad, fenómeno parecido al que se dio en la industria automotriz, que ese mes no produjo ningún auto.

 

La muy lenta reactivación comenzó en el complejo de Vaca Muerta, hasta llegarse a los primeros días de julio en que los equipos en actividad, precisa el artículo del Río Negro, ya suman 7, no 5 como precisa el trabajo de Baker Hughes, que limita su “rig counting” al 30 de junio.

Industria Petrolera
Crisis
Argentina
Venezuela
MERCADO INMOBILIARIO

Sueño de la casa propia, misión imposible: salarios perdieron 40% de poder de compra en un año

Así lo afirma un informe difundido este viernes 3 de julio por la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).
Viernes 3 de julio de 2020

Venta o alquiler de departamentoCompra de vivienda. ARCHIVO.

El sueño de la vivienda propia se convirtió definitivamente en una quimera, ya que los salarios perdieron en un año alrededor del 40% de capacidad de compra de una propiedad nueva o usada en Capital, según un informe difundido hoy por la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).

 

Si bien el mercado inmobiliario está prácticamente paralizado por la pandemia del coronavirus, el informe arroja dos conclusiones: la fuerte pérdida que tuvieron los salarios en dólares y la leve baja de los precios de las propiedades.

 

De acuerdo con el estudio, en mayo, con un salario promedio un trabajador sólo pudo adquirir el 15% de un metro cuadrado en la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires, proporción que es inferior a la registrada en igual mes de 2019, cuando alcanzó al 25%.

 

En términos interanuales, el indicador elaborado por el Instituto de Economía de la UADE muestra que en términos interanuales durante mayo, hubo una reducción del 40% para los departamentos nuevos y del 42% para los usados, con lo que se ubicaron en el nivel más bajo de la serie iniciada en 2010.

 

"Esta caída fue resultado de una fuerte reducción de las remuneraciones promedio en dólares de los trabajadores registrados del sector privado (40,6% interanual) y la leve reducción de los precios de las unidades nuevas (1,1%)", explicó la entidad.

 

Agregó que si la comparación se formula con las propiedades usadas se produjo una caída del 42,5% y en este caso el salario permitió adquirir el 17% del metro cuadrado de la vivienda, proporción inferior al 29,3% registrado en mayo de 2019.

 

El índice de salario real en términos de metros cuadrados (ISRV) presenta el valor más bajo desde que se comenzó a elaborar el índice: 35,9 para los departamentos nuevos y 36,9 para los usados.

 

El promedio simple del precio de oferta del metro cuadrado para el conjunto de barrios relevados históricamente por UADE (Recoleta, Palermo, Belgrano y Nuñez) fue de US$ 3.697 para los departamentos nuevos y de US$ 3.336 para los usados.

 

Según el estudio, se necesitaron en promedio 6,67 salarios para adquirir un metro cuadrado de vivienda nueva y 5,87 para adquirir un metro cuadrado de una propiedad usada, en los barrios relevados.

 

Los precios para el segmento "a estrenar" rondaron entre los US$ 2.731 (Balvanera) y los US$ 3.913 (Belgrano), mientras que para el sector de usados los valores oscilaron entre US$ 2.242 (Balvanera) y los US$ 3.474 (Palermo).

Viviendas
Inmobiliarias