Champions League, Borussia Dortmund vs. Barcelona, REUTERS
Champions League, Borussia Dortmund vs. Barcelona, REUTERS 

Un Barcelona sin brillo, al que salvó su arquero Marc-André Ter Stegen, empató hoy 0-0 en su visita al Borussia Dortmund, en la primera jornada del grupo F de la Liga de Campeones, en un partido que sirvió para la reaparición tras su lesión de Lionel Messi.


El astro argentino, que se dañó en el sóleo de la pierna derecha a principios de agosto en un entrenamiento y que no volvió al entrenamiento del grupo hasta el domingo, empezó como suplente y jugó la última media hora, pero sin poder evitar que el encuentro se quedara sin goles.


El Grupo de la Muerte de la Champions empieza muy igualado, ya que también hubo empate (1-1) entre el Inter de Milán y el Slavia de Praga en el otro duelo de esta primera jornada.
El héroe del partido para el Barça en Alemania fue el guardameta Ter Stegen, que desbarató varias grandes ocasiones de los locales y que paró especialmente un penal lanzado por Marco Reus en el 56.


Por contra, la peor noticia de la noche para Ernesto Valverde vino con Jordi Alba, que fue cambiado en el minuto 40 tras sufrir "molestias en el bíceps femoral de la pierna izquierda", según el primer parte médico comunicado por el club.


El partido no pasará a la historia por la calidad del juego, pero sí por la presencia en el once titular del joven Ansu Fati, que con 16 años y 322 días se convirtió en el jugador de menor edad alineado nunca por el Barça en la Liga de Campeones.


Ya desde el inicio del partido en el estadio Signal Iduna Park, el Barça tuvo problemas para construir juego ante un Dortmund muy ordenado.

Noticias relacionadas


Gerard Piqué dio un susto a los alemanes en el 13, cuando cabeceó y el balón se paseó peligrosamente por delante de la portería del Borussia, pero la gran oportunidad de la primera parte fue para el equipo alemán, en el 25, cuando Ter Stegen despejó un disparo cruzado de su compatriota Marco Reus.


En el 39, el Dortmund volvió a estar cerca del gol, cuando Reus robó un balón y cedió a Jadon Sancho, pero el inglés, desde la frontal del área, envió alto.


En el 40 llegó el cambio de Jordi Alba, que se había hecho daño ocho minutos antes y que terminó cediendo su lugar en el campo a Sergi Roberto.