Combustibles, naftas, NAPrecio de los combustibles

A poco más de un mes del congelamiento de los combustibles, el Gobierno analiza ponerle fin a esa medida en las próximas horas.

 

Con la suba en el barril de crudo, desde Casa Rosada admiten que es insostenible el control de los precios en el nuevo escenario internacional.

 

El Gobierno decretó el 15 de agosto un congelamiento de los precios de los combustibles "por los próximos 90 días" aunque teniendo como referencia los valores al 9 de agosto, es decir, con un dólar a $45. Sin embargo, el impacto de la derrota de Juntos por el Cambio en las PASO provocó una devaluación que impactó en el sostenimiento de la medida.

 

Noticias relacionadas

Ese atraso cambiario por la incertidumbre electoral, potenciado por el aumento del precio del barril de crudo del tipo Brent, que pasó de u$s58 a u$s64 en septiembre, pondrían en peligro las negociaciones para ponerle fin al congelamiento, según consigna TN.

 

En ese marco, Guillermo Pereyra, líder de los petroleros privados confirmó la semana pasada que las petroleras suspendieron a mil trabajadores por el nuevo contexto internacional.

 

Si bien la secretaría de Energía todavía no definió el porcentaje de aumento ni el impacto en cada combustible, la referencia podría ser el 4% de inflación que el Indec registró en agosto, es decir, en el mes que entró en vigencia el decreto del presidente Mauricio Macri. Los funcionarios analizaban autorizar la suba para los combustibles premium, de mayor nivel de octanaje.

 

La Casa Rosada intentó el lunes una última jugada, pero no le fue bien: publicó en el Boletín Oficial la entrega de un subsidio a provincias y petroleras a cambio de que no iniciaran juicios contra el Estado. Significaba $116,1 por cada barril: el 88% para las empresas y 12% para los distritos. Pero ninguno de los actores aceptó la oferta. En ese marco, el ala económica negocia con gobernadores y empresarios el fin del congelamiento.