Copa Sudamericana, Colón vs. Atlético Mineiro, REUTERSFestejo de la Pulga Rodríguez en Copa Sudamericana, REUTERS

Tras una etapa inicial donde no pareció dar la talla, Colón logró sobreponerse a una conquista insólita para luego derrotar como local a Atlético Mineiro de Brasil por 2 a 1, al cabo de un interesante encuentro disputado en el estadio "Brigadier General Estanislao López", por el partido de ida de una de las semifinales de la Copa Sudamericana.

 

El colombiano Yimmi Chará, a los 35 minutos del primer tiempo, estableció la diferencia parcial para el conjunto visitante.

 

Ya en el complemento, su compatriota Wilson Morelo, a los 7, y Luis "El Pulga" Rodríguez, a los 40, dieron vuelta el score para el dueño de casa.

 

Noticias relacionadas

Después de una primera mitad donde se mostró algo superado por las circunstancias, la formación de Pablo Lavallén se recuperó y logró un triunfo fundamental de cara a la revancha que se jugará el próximo jueves en Belo Horizonte.

 

La inédita coyuntura que está viviendo el conjunto "Sabalero" provocó un lleno total en su remodelado y coqueto reducto, hecho que pareció influir negativamente en sus jugadores.

 

Preso de los nervios, Colón nunca logró soltarse en la primera mitad, a diferencia de una atildada formación brasileña que hizo mejor pie en el terreno en torno a un aceitado movimiento de conjunto que encontró como basamento la ductilidad en el manejo de varios de sus intérpretes.

 

En medio de un interregno donde estaba primando la intrascendencia, un defectuoso e inoportuno despeje del paraguayo Estigarribia encontró en el rebote en la humanidad del astuto Chará la carambola exacta para sorprender sobre su palo derecho al estupefacto Burián, quien por la violencia con la que salió despedido el balón no atinó ni siquiera a moverse de su posición.

 

Hasta el descanso el cuadro de Pablo Lavallén no logró sobreponerse del citado infortunio, actitud que al iniciarse el complemento viró a una palpable superación, seguramente favorecida por el más que evidente conformismo que mostraba a esa altura el elenco de Rodrigo Santana.

 

En medio de un notorio cambio de timón en el trámite, el anfitrión arribó al empate tras un cabezazo de Olivera que halló en la suela del habilitado Morelo sobre la línea de sentencia, el natural premio a su mejor andar.

 

No contento con nivelar el marcador, el local fue por la victoria que llegó tras un pifiado remate al arco de Zuqui desde la derecha que encontró en la certera definición del conmovido Rodríguez (perdió a su progenitor el último fin de semana) una exigua diferencia a favor que al menos de garantiza al "Sabalero" quedar mejor parado ante el duro desquite que se le avecina.