Cielo LópezCielo López, NA

La situación de Alfredo Escobar, detenido el martes pasado, se complica. La Justicia confirmó que el ADN del semen hallado en el cuerpo de Cielo López coincide con el del sospechoso.

 

La autopsia encontró un golpe en la cabeza de la víctima, posible causa de la muerte, y un hematoma en su brazo izquierdo.

 

Haber encontrado semen en suficiente cantidad y calidad para una prueba genética casi cuatro días después del hecho, en un cuerpo mutilado, que estuvo en el agua, y que pese a todas esas adversidades dé resultado positivo respecto del sospechoso en tan pocas horas, es un avance de enorme importancia en el caso.

 

Noticias relacionadas

Además, los peritos forenses interpretan que las lastimaduras que tiene Escobar en una de sus manos datan de ese fin de semana y presumen que se trata de una mano herida como consecuencia de los golpes propinados a la víctima.

 

En tanto, la magistrada como el fiscal García creen que existe riesgo de fuga o de entorpecimiento de la investigación si el sospechoso quedara libre por lo continuará detenido.

 

Durante el allanamiento en la casa de Escobar, donde también viven sus padres, los investigadores hallaron manchas de sangre y rastros de charcos de sangre lavada. Esas muestras están en proceso de peritaje y los resultados estarán en los próximos días.

 

Los investigadores tienen además el foco puesto en tres vehículos posibles para ejecutar ese macabro traslado: la Ducato, un Volkswagen Gol chocado y un Chevrolet Corsa que Escobar estaba arreglando, ya que es mecánico.

 

Escobar está acusado por los delitos de abuso sexual con acceso carnal y femicidio. En aproximadamente seis meses será juzgado y de ser hallado culpable, podría recibir una condena a prisión perpetua.