POMPEYA

Feroz balacera entre narcos terminó con un colectivero muerto

Miguel Angel Nieves caminaba junto a su esposa y dos hijos cuando fue alcanzado por un balazo, que le impactó en la nuca. Iba a despedir a su madre, que al otro día viajaba a Jujuy.
Domingo 22 de septiembre de 2019

Tiroteo en Pompeya, balacera

Un colectivero de 40 años fue asesinado de un balazo en la cabeza delante de su esposa y dos hijos al quedar en medio de un enfrentamiento entre dos grupos narcos rivales, en el barrio porteño de Nueva Pompeya, informaron hoy fuentes policiales.


El hecho se registró el martes último, alrededor de las 21, en Santo Domingo al 3700, a metros de un polideportivo.

Noticias relacionadas

 

Fuentes policiales informaron que todo comenzó cuando la víctima, identificada como Miguel Ángel Nieves, caminaba junto a su esposa y dos hijos.

 

En ese momento, dos grupos rivales que se disputaban el control territorial mantuvieron una pelea cerca del polideportivo Flor de Ceibo.

 

Según las fuentes, hubo disparos de arma de fuego, uno de los cuales impactó en la nuca de la víctima, quien trabajaba como chofer de la línea 64, mientras iba en la vereda contraria junto a su familia.

 

"Él estaba yendo a saludar a la mamá que se iba a ir a Jujuy al día siguiente", dijo un vecino del barrio. Es que el vecino afirmó que el crimen sucedió en el marco de una disputa por el territorio entre "soldaditos" de bandas de narcotraficantes.

 

"Lo peor de todo es que la Prefectura tenía un carro de asalto lleno de efectivos a veinte metros de lo sucedido", dijo.

 

Vecinos del barrio cortaron en dos oportunidades la avenida Amancio Alcorta, ubicada a pocas cuadras, para reclamar "Justicia" pero hasta hoy no había detenidos por el crimen.

 

"Posiblemente en la semana se organice otra movilización porque no queremos que el caso quede impune, la familia de Miguel quedó destrozada", aseguró el vecino, el cual señaló que los restos fueron velados el jueves por la noche.

 

Por último, el hombre contó que hace unos dos años atrás un sobrino del chofer, al que identificó como Eduardo Rodríguez, fue asesinado de un disparo en el pecho "casi en el mismo lugar" en el que mataron a su tío.

 

"Estamos cansados que la justicia exista para los que tienen dinero y para el resto no, (Miguel) dejó dos hijos pequeños", se quejó otra mujer en Facebook y agregó: "Los asesinos son de Villa Zavaleta, los conocen y no los buscan... Justicia Ya".


El crimen de Nieves es investigado por personal de Prefectura Naval.

 

El colectivero, oriundo de esa provincia, fue trasladado de urgencia por una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME) al hospital Penna, pero murió antes de ser atendido.

 

"Era una hora en la que todos vienen de trabajar, un mundo de gente, y en el Polideportivo había chicos que realizaban actividades, le podían dar a cualquiera", aseguró el hombre que no quiso dar su nombre por seguridad.

Narcos
Balacera
Pompeya
ORGANZIACIÓN NARCO

Narco ligado a viuda e hijo de Pablo Escobar pactó con Justicia argentina: señaló a Chicho Serna como testaferro de un capo

Se trata del colombiano José Bayron Piedrahita Ceballos, preso en Estados Unidos. Acordó un juicio abreviado como imputado colaborador. La viuda y el hijo de Escobar también fueron elevados a juicio junto al ex futbolista.
Jueves 4 de junio de 2020

Causa Narco, testigoJosé Bayron Piedrahita Ceballos.

En su celda de reclusión, José Bayron Piedrahita Ceballos se animó a contar el tiempo. Preso en una cárcel de la Florida estadounidense, ganadero, capo narco de acuerdo a lo dicho por los fiscales que lo persiguen, Piedrahita Ceballos entendió que su gran capital era él mismo. Así que el colombiano consiguió un teléfono, llamó a su abogado en Buenos Aires y negoció su situación. Se convirtió en un colaborador imputado de la Justicia argentina, un arrepentido.

 

No lo hizo solo para los jueces locales; también para los procesos vigentes que se llevan en su contra en Estados Unidos y en su país. Ganaba tiempo al hacerlo, ganaba evitar un juicio desgastante donde todo sería peor y lograr una pena más breve que se computaría con su tiempo cumplido. Con 61 años de edad, Piedrahita Ceballos, podría, quizás, morir libre.

 

Aterrizó en la Argentina, según él mismo dijo, en 2007, donde tiene un DNI, número 60 millones. La Justicia federal argentina lo acusa por sus negocios locales, algo que parece un sueño afiebrado de Netflix, pero que en realidad era lo que otros colombianos ligados al negocio de la cocaína hicieron en la Argentina de las últimas décadas: lavar su plata. El problema era con quién hacía esos negocios: María Isabel Santos y Sebastián Marroquín, viuda e hijo de Pablo Escobar. El hombre en el medio era un abogado y empresario de Pilar, Mateo Corvo Dolcet, hoy preso en su casa en la misma causa que involucra al capo colombiano.

 

El allanamiento a la propiedad del abogado argentino en el country Ayres del Pilar reveló un documento firmado el 15 de febrero de 2011, una cancelación de deuda entre “la señora María Isabel Santos y Sebastián Marroquín” y el abogado bonaerense Mateo Corvo Dolcet para “dar por cumplidas las promesas recíprocas de la presentación de José Piedrahita, inversor del proyecto inmobiliario que Corvo Dolcet lleva adelante”. El texto, firmado por Corvo Dolcet, Santos y Marroquín habla de “distintas inversiones” hechas por Piedrahita en efectivo y mediante “la entrega de dos propiedades”.

 

Santos y Marroquín, a raíz de esta presentación, pidieron a Corvo Dolcet una comisión “del 4,5% del total de la inversión realizada, suscribiendo documentos que así lo acreditan”. Al final de la página, Santos, Marroquín y Corvo Dolcet firmaron en conformidad. Ya no había deuda entre ellos, todo estaba saldado.

 

Causa Narco, declaración de testigo

Testimonio sobre la causa.

 

Todo se encontraba con el nombre de Piedrahita, ningún alias, ningún prestanombres o testaferro: el capo, directamente.

 

Otro contrato entre Piedrahita y Corvo Dolcet también fue encontrado, rubricado en 2012 en Medellín: ese contrato hablaba de la conveniencia de que Piedrahita “deje de figurar formalmente como socio” en los negocios junto a Corvo Dolcet, pidió explícitamente ser un “socio oculto” con un “irrevocable” deber de confidencialidad. El colombiano fue el socio del abogado en firmas como Insula Urbana y Las Recovas del Pilar Sociedad Anónima. El núcleo de ese negocio: vender cocheras en un emprendimiento llamado Pilar Parking, a $245 mil cada una, 400 plazas en total, $98 millones en facturación bruta potencial. Pilar Parking quedó en nada, una mole abandonada cerca de la Panamericana, con acreedores que también denunciaron las estafas.

 

La viuda y el hijo de Pablo Escobar habían sido citados a indagatorias en mayo de 2018 en el Juzgado Federal N°3 de Morón a cargo de Néstor Barral, en un expediente con el fiscal Sebastián Basso -hoy en la UFI AMIA, en reemplazo de Alberto Nisman, hoy reemplazado en el expediente por Santiago Marquevich y la PROCUNAR, el ala de la Procuración dedicada a investigar delitos de narcotráfico, con el fiscal Diego Iglesias.

 

Hay un cuarto personaje en la trama, Mauricio “Chicho” Serna, el ex ídolo de Boca. Conoció a Piedrahita, según él mismo, en un restaurant de Puerto Madero. Colombiano como él, llegó a llamarlo “Don José”. A Serna se le atribuyó, inicialmente “haberle entregado a precio irrisorio” a Piedrahita Ceballos dos lotes en un country de Moreno. Resultó ser más aún.

 

En agosto de 2019, los fiscales pidieron la elevación a juicio por lavado de la viuda e hijo de Escobar, así como de Serna. Esta semana, Corvo Dolcet, Serna, Marroquín y Santos fueron elevados a juicio por el juez Barral, todos por lavado de activos.

 

La lista incluyó a Piedrahita. De todos modos, su situación es distinta.

 

Causa Narco, ex esposa e hijo de Pablo EscobarEx esposa e hijo de Pablo Escobar Gavíria.

 

En un acuerdo histórico con la Justicia argentina, según confirmaron fuentes judiciales a Infobae, el capo colombiano usó su testimonio para negociar una pena de 5 años y 6 meses de prisión, 165 millones de pesos de multa. Incautaron sus bienes en el país, como la mole abandonada a la vera de la Panamericana, que será un centro para asistir a enfermos de coronavirus, bienes que valen cerca de 4 millones de dólares. Luego, están todas sus declaraciones.

 

En su declaración como arrepentido, Piedrahita contó su pasado en el Cartel de Cali, sus vínculos con los hermanos Rodríguez Orejuela, los fundadores del Cartel: aseguró manejar un laboratorio capaz de producir media tonelada diaria de polvo, con un millón y medio de dólares de ganancia mensual. Dijo que al menos la viuda de Escobar lo conocía de aquella época, que la hermana de Isabel Santos trabajaba con él, que se sentó junto a ella “en los procesos de paz” tras la muerte de Escobar para evitar baños de sangre. También, habló de Chicho Serna.

 

En el penal de la Florida, el colombiano vinculó a Serna con “Rogelio”, Carlos Mario Aguilar, ex jefe de la Oficina de Envigado, que nació como una pandilla de matones en el mismo municipio al calor del viejo Cartel de Medellín y que posteriormente tomó vuelo propio, una confederación mafiosa que tomaría a Medellín como propio. Piedrahita, para definir el vínculo entre Serna y “Rogelio”, usó una palabra poco agradable: “testaferro”.

 

Piedrahita manifestó que como “Rogelio” le debía dinero, se lo pagó, de acuerdo a su declaración, con un inmueble en el actual Club de Campo San Diego en la zona de Francisco Álvarez y dos lotes en el Barrio Terravista de General Rodríguez, los cuales Serna tenía bajo su propiedad, pero pertenecían realmente al ex jefe de la Oficina de Envigado. En el country San Diego, Piedrahita Ceballos tiene precisamente asentada su dirección fiscal. Vivió varios meses en esa casa, manifestó.

 

Mauricio Chicho SernaMauricio "Chicho" Serna", Foto: Facebook.

 

Así, el ex Boca se convierte para la Justicia argentina en “un partícipe necesario”, según documentos de la causa.

 

"Además, de los documentos 134, 135 y 136, se desprende que el 20 de octubre del año 2010, Piedrahita (representado por Corvo en virtud del poder general amplio de administración y disposición que le fuera otorgado el 12 de enero de 2009), le vendió a Guerrini (accionista de “Ínsula Urbana S.A.”) por los lotes 165 y 166, del emprendimiento “Terravista”, a cambio de U$S 220.000 que le fueron abonados en efectivo a Corvo (documento 136); cuando el 3 de noviembre de 2008, Mauricio Alberto Serna Valencia, había suscripto dos“contratos de compraventa” con Piedrahita Ceballos por esos lotes, y como contraprestación habían acordado la entrega de U$S 100.000 (abonados en ese acto) y la cancelación de una deuda de U$S 78.000″, asegura la elevación a juicio.

Pablo Escobar Gavíria
Narcos
Mauricio Chicho Serna
INTENSAMENTE BUSCADOS

Narcos escapan tras asesinar a hombre y herir a su hijo en pelea por drogas

Sucedió en la localidad bonaerense de Cuartel V, partido de Moreno. La policía busca a los aatacantes en fuga.
Viernes 29 de mayo de 2020

Asesinato narco en MorenoEl lugar del asesinato en Moreno.

Dos individuos, que se asegura están relacionados al narcotráfico, asesinaron a balazos a un hombre, de 61 años, e hirieron a su hijo, de 24, como fin de una pelea que ocurrió en la localidad bonaerense de Cuartel V, en el partido de Moreno. Los homicidas huyeron y se cree que el altercado estaría vinculado a la comercialización de estupefacientes.

 

Según lo señalado por los voceros del departamento judicial de Moreno – General Rodríguez, la víctima fatal, llamada Ramón Ernesto, de 61 años, recibió una herida de arma de fuego en el estómago y falleció mientras era operado por los médicos en un centro asistencial.

 

Se supo que el hecho se produjo en la esquina de Comandante Luis Piedra Buena y Máximo Paz, en el citado distrito, cuando los homicidas arribaron a ese lugar en un automóvil y uno de los individuos, que bajó del rodado, empezó a dialogar con el sexagenario y con el muchacho.

 

Repentinamente y por motivos que se investigan, se generó una pelea, ocasión en la que el sujeto que había descendido del coche extrajo un arma de fuego y comenzó a realizar disparos, provocándole heridas a ambas víctimas. Con rapidez, el agresor subió al vehículo y escapó junto a su cómplice.

 

Dudas respecto del vehículo en el que escaparon.
Habitantes del vecindario dijeron que estos individuos se desplazaban en un VW Gold Trend gris, pero otros testigos aseguraron que este auto era en realidad un Fiat Palio de ese color.

 

Integrantes de la comisaría de Cuartel V (4ª de Moreno) realizan diversos operativos para localizar a los delincuentes.

 

En la causa, que fue caratulada “Homicidio y lesiones”, tomó intervención la Unidad Funcional N° 8 de los tribunales de Moreno – General Rodríguez.

Narcos
Drogas
Asesinato
Moreno