ESTUDIO DE CIPPEC

Desde 1960, Argentina y el Congo fueron los países que más recesiones tuvieron

Solo estuvo 15 años sin recesión y repartidos en dos períodos distintos. Para que la economía crezca, debe haber un aumento de exportaciones del u$s25.000 millones en cuatro años.
Lunes 23 de septiembre de 2019

Recesión, economía argentina

Un estudio denominado Exportar para Crecer, elaborado por CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento) da cuenta de que la Argentina se encuentra “retenida en una trampa de crecimiento interrumpido” y que “para que la economía crezca al 3% y la balanza comercial se mantenga equilibrada, las exportaciones de bienes y servicios deberán sumar unos u$s25.000 millones adicionales para 2023”.


El estudio da cuenta de que el país se encuentra así por la recurrente falta de dólares y, en tal sentido, propone políticas para que las ventas externas permitan superar esta situación.
Desde 1940, cuando se dio origen a un nuevo régimen internacional, la economía nacional solo creció por más de cinco años consecutivos solo en dos períodos: entre 1964 y 1974, y entre 2003 y 2008.


Tomando en cuenta esa fecha, Argentina atravesó 16 episodios recesivos que suman un total de 25 años de contracción de la actividad: hubo una recesión cada tres años. Junto con la República del Congo, es el país que ha experimentado la mayor cantidad de años en recesión desde 1960.


Para explicar estos datos alarmantes, el estudio habla del conflicto de demandas materiales de la sociedad y la capacidad productiva de la economía. El conflicto genera presiones a la apreciación cambiaria, dólar barato, que erosionan los estímulos a la inversión y expansión de la oferta de bienes y servicios transables.

Noticias relacionadas

 

En este contexto, el ritmo de crecimiento de las exportaciones tiende a ser bajo en relación al de las importaciones y el flujo neto de divisas es insuficiente. Así, se concluye que “el crecimiento se interrumpe porque faltan dólares”.

 

Ventas externas: entre 2008 y 2011 se desaceleró la mejora de las exportaciones, y su rendimiento entre 2011 y 2015 se tornó negativo ya que cayeron de un pico histórico de casi u$s100 mil millones a un poco más de u$s70 mil millones.

 

Tres factores contribuyeron a esta caída próxima a los u$s30 mil millones: la disminución de los precios de exportación la cual explica algo menos de la mitad de la reducción total; unos u$s13 mil millones.


Un segundo factor de origen externo fue la recesión de Brasil que impactó negativamente sobre las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI), especialmente en el bienio 2014-15.


Un 40% de la caída de las exportaciones (unos u$s12 mil millones). El estudio habla sobre el período 2011-15 donde “es claro, sin embargo, que durante este período, Argentina aplicó un conjunto de medidas que tendieron a desalentar las inversiones asociadas a expandir mercados y la producción exportable”.

 

Un crecimiento económico sostenido durante el próximo mandato presidencial requerirá que las exportaciones aceleren su crecimiento, afirma el documento del CIPPEC.

 

A largo plazo, el estudio explica que el país debe “construir una estrategia integral de desarrollo exportador que trascienda la concepción exclusivamente de acceso a mercados y facilitación de comercio”.

 

Además, para que las políticas de promoción de exportaciones y desarrollo productivo cumplan su cometido, el trabajo concluye que la política macroeconómica debe procurar un entorno propicio para el desarrollo exportador. Además de perseguir los objetivos convencionales de estabilidad de precios y financiera, el Banco Central debería velar por la estabilidad de las cuentas externas. El Ministerio de Hacienda, por su parte, debería instaurar una regla fiscal que administre el gasto público en forma contra-cíclica.

Recesión
Economía argentina
Informe
ECONOMÍA ARGENTINA

Duro pronóstico de CEPAL para el 2020: economía argentina caerá 10,5% este año

Sólo Venezuela y Perú registrarán caídas más fuertes en América Latina por el impacto del coronavirus.
Miércoles 15 de julio de 2020

Economía argentina y deuda externaEconomía argentina. ARCHIVO.

La economía argentina sufrirá este año un derrumbe del 10,5% y sólo dos países, Venezuela y Perú, registrarán caídas más fuertes en América Latina por el impacto del coronavirus, según un pronóstico de la CEPAL difundido hoy.

 

La Comisión Económica para América Latina -organismo de la ONU con sede en Santiago de Chile- elevó así en cuatro puntos porcentuales la caída que tendrá el PIB argentino, ya que el anterior informe de abril la había estimado en 6,5%.

 

A su vez, estimó que el índice de pobreza trepará en el país al 37,5%.

 

En una conferencia de prensa virtual que dio desde Chile la directora ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, se manifestó sobre la reestructuración de deuda que lleva a cabo la gestión de Alberto Fernández y se mostró esperanzada en que la Argentina "llegue pronto a un acuerdo con sus acreedores para poder ampliar su espacio fiscal que le va a requerir la reactivación".

 

Al difundir las proyecciones para 2020, el organismo estimó que la economía latinoamericana registrará una baja del 9,1% durante 2020.

 

En abril último, la CEPAL había proyectado una baja del 5,3% pero la situación global se deterioró aun más por impacto de la pandemia del coronavirus.

 

El organismo estimó que los desplomes más fuertes los registrarán: Venezuela con el 26%; Perú, con el 13%; la Argentina con el 10,5% y Brasil, con el 9,2%.

 

La crisis también afectará el mercado laboral: la tasa de desempleo llegará hasta el 13,5%, según la CEPAL.

 

Explicó que si bien hay países como Uruguay o Paraguay que han recuperado cierta normalidad y levantado las medidas de contención, "otros han debido mantenerlas o incluso intensificarlas ante el persistente aumento de nuevos casos diarios de la enfermedad".

 

"Se trata de la peor contracción de la actividad económica desde que se tienen registros y se traducirá en una caída del PIB per cápita regional hasta niveles del 2010, con un desplome del 9,9%", advirtió.

 

También tendrán caídas importantes las siguientes economías: México y Ecuador, 9%; El Salvador, 8,6%; Nicaragua, 8,3%; Cuba, 8%; y Chile, 7,9%.

 

En tanto que los PBI de Panamá, Honduras, Colombia, Costa Rica, islas del Caribe, República Dominicana, Bolivia, Uruguay y Haití, tendrán caídas de entre 5 y 6 puntos.

 

Por debajo de esos valores se ubicarán Guatemala y Paraguay, que afrontarán bajas de entre 2 y 4%.

Economía argentina
CEPAL
América Latina
EN MEDIO DE LA PANDEMIA

Según UIA, en abril se perdieron casi 130 mil empleados en el sector privado

El Centro de Estudios UIA detalló que en el sector fabril la caída mensual del empleo se ubicó en 0,9%, lo que significa un total de 9.303 trabajadores menos en abril respecto de marzo.
Miércoles 15 de julio de 2020

UIA, sector industrial, economía argentinaUIA. NA.

Un total de 128 mil puestos de trabajo se perdieron en el sector privado registrado en abril último con relación a marzo, en medio de la pandemia de coronavirus, y se espera una profundización de esa tendencia negativa, según un informe difundido hoy por la Unión Industrial Argentina (UIA).

 

El Centro de Estudios UIA detalló que en el sector fabril la caída mensual del empleo se ubicó en 0,9%, lo que significa un total de 9.303 trabajadores menos en abril respecto de marzo.

 

Alertó que la disminución interanual del empleo industrial fue de 46,1 mil puestos, lo cual representó una caída de 4,1%.

 

"Si bien los datos de desocupación del primer trimestre de 2020 no captan del todo el panorama, con una tasa de desocupación del 10,4% similar a la del mismo período de 2019, es esperable que haya un salto de hasta 5% en el segundo trimestre", advirtió.

 

La UIA alertó que la crisis del coronavirus "impactó en forma directa en el entramado productivo y el mercado laboral argentino".

 

"El empleo asalariado privado registrado, que ya estaba en retroceso antes de la pandemia, aceleró su caída en abril con una pérdida mensual de 128 mil puestos de trabajo (-2,2% mensual) y una pérdida anual de 322 mil (5,3% interanual)", señaló el informe.

 

"El dato se suma a la caída de marzo, y son 174 mil los puestos perdidos desde el comienzo de la pandemia. Si además se tiene en cuenta a todo el empleo registrado (público, casas particulares e independientes), la caída fue de 186 mil puestos en el mes y 364 mil en comparación con abril de 2019 (-3,0% interanual)", puntualizó la UIA.

 

Indicó que "el derrumbe generalizado del trabajo registrado en abril está en línea con el freno en la actividad económica, con una caída 26,4% interanual (EMAE)", según datos oficiales del INDEC.

 

Por sector, todas las actividades registraron caídas mensuales y las mayores mermas se observaron en actividades como construcción (-11,1%; 41 mil puestos de trabajo menos) y hoteles y restaurantes (-7,7%; 20 mil empleos menos) que se vieron plenamente alcanzadas por las medidas de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) durante el mes y en todo el país.

 

El dato contrasta con la fuerte caída que registró la producción industrial de 17,1% mensual y de 30,6% interanual (IPI, elaborado con datos de la UIA).

 

Sostuvo que, "si bien los datos de desocupación del primer trimestre no captan del todo el panorama", es "esperable que haya un salto de hasta 5% en el segundo trimestre (seguramente amortiguado por el desaliento y salida de personas del mercado de trabajo)".

 

"Otro problema surge del aumento de la informalidad, que en el primer trimestre se ubicó en 35,8% y subió casi un punto en el último año", subrayó.

Unión Industrial Argentina
Desempleo
Puestos de trabajo
Economía argentina