Mafia china, informe Canal 26

Tres hombres de nacionalidad china fueron detenidos como acusados de integrar una banda dedicada a extorsionar a comerciantes de ese origen en la ciudad de Buenos Aires y en el conurbano. En un detallado informe, CANAL 26 explica cómo operaba la banda.


Los sospechosos de integrar la llamada "Mafia China" fueron arrestados por efectivos de la Policía Federal cuando arribaban al país a través del Aeropuerto Internacional de Ezeiza procedentes de Guayaquil, Ecuador.


El procedimiento se realizó luego de una extensa investigación que se había iniciado en junio de 2016 con una amenaza que recibió un supermercadista del barrio de La Boca.
"Jefe, te doy tres días para que me juntes 50 mil dólares", decía la nota con caracteres chinos que le dejaron al comerciante.


Las averiguaciones realizadas por la División Investigación Antifraude de la Policía Federal concluyeron que se trataba de una organización mafiosa dedicada a exigir dinero a supermercadistas chinos a cambio de protección o para no recibir represalias.


Además, se estableció que la persona que dirigía la banda es un hombre de origen chino que tiene varios bazares y lavanderías en la Ciudad.

Noticias relacionadas


En medio de la investigación, a principios de 2019, se produjo otra amenaza similar contra un comerciante en el barrio porteño de Villa Urquiza, el cual había recibido en dos ocasiones a cuatro sujetos que le habían dispensado frases intimidatorias.


Se logró establecer que las amenazas provenían de una banda encabezada por un hombre y sus dos secuaces, quienes se movilizaban constantemente por el ámbito metropolitano para desarrollar la actividad mafiosa, mientras que también se pudo verificar que en los últimos meses habían realizado varios viajes al exterior.


Tras la investigación realizada, además de la detención de los sospechosos, se llevaron a cabo una decena de allanamientos en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, donde se secuestró una importante cantidad de dinero, que tendría origen en la extorsión, además de clara evidencia en torno a esa actividad.


Los policías se incautaron de carteles con las amenazas descriptas, dos pistolas con cargadores y cartuchos varios, 1.000 dólares estadounidenses en efectivo, 103.500 pesos en efectivo, 63 teléfonos celulares, dos discos externos, nueve notebooks, cinco CPU, cinco pendrives, siete tablets y otros elementos de interés para la causa.


En los allanamientos fueron identificadas nueve personas, las cuales quedaron supeditadas a la causa judicial.