Muerte en fiesta electrónica

Cuatro hombres con distintas responsabilidades en la fiesta electrónica ilegal celebrada en la ciudad de Córdoba, en la que murió un joven de 20 años, fueron detenidos en torno al caso.


Tres de los detenidos fueron imputados por homicidio simple con dolo eventual en concurso real, mientras que el otro, que ofició como médico en el lugar, por ejercicio ilegal de la profesión.


La medida fue tomada por el fiscal a cargo del caso, Pedro Caballero, que investiga las circunstancias en las que se produjo la muerte del joven Samir Velázquez, ocurrida este domingo luego que se descompusiera mientras participaba de una fiesta celebrada en el kilómetro 8 del Camino 60 Cuadras.


Caballero informó que "Alejandro César Aguirre, Ricardo Marcioni y Gonzalo Ortiz están imputados por homicidio culposo".


En tanto, indicó que "Ariel Antonio Carletti enfrenta cargos por ejercicio ilegal de a profesión y homicidio simple y dolo eventual en concurso real".


Las principales averiguaciones apuntan a determinar si Velázquez consumió "éxtasis" antes de su deceso, para lo cual se aguardaban los resultados de los exámenes realizados en su cuerpo.
Sobre ese tema, el fiscal antidrogas de Córdoba, Carlos Cornejo, advirtió que no se pudieron obtener testimonios de que se haya advertido el consumo de estupefacientes por parte del joven fallecido.

Noticias relacionadas


Sin embargo, admitió que "trascendió" que en poder del muchacho había "medio comprimido" de éxtasis.


Juan Alé, abogado defensor de Aguirre, uno de los detenidos, dijo que su cliente admitió que "trabajó", pero como colaborador y no era uno de los organizadores.


"Era una fiesta privada y, como el organizador no iba a poder encargarse de la misma, le encomendó tareas a otras dos personas más. Él no ha sido el organizador del evento, sino que fue a colaborar", explicó el letrado.


Alé señaló que su cliente le aseguró que "no tiene nada que ver con la droga ni la facilitación de la misma en ese lugar".


"Él se presentó espontáneamente ante la Justicia, a sabiendas que quedaba detenido y que le iban a inculcar una responsabilidad penal", añadió en declaraciones a la radio Cadena 3.