Violencia sexual, informe

En el país, 9 de cada 10 víctimas de violencia sexual son mujeres y un 40% son menores de edad, según se desprende del último informe realizado por la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM).


Además, en el documento en el que se analizaron datos de información obtenida del ámbito judicial y administrativo, se determinó que el 87% de las personas no denunció los hechos, y que las denuncias policiales por violencia sexual crecieron un 57% durante la última década (2008 - 2018), y con mayor intensidad en los hechos sin acceso carnal.


"La violencia sexual afecta desproporcionadamente a las mujeres. Esto se verifica en los delitos denunciados y no denunciados (Encuesta Nacional de Victimización), en los registros administrativos estatales (Programa Las Víctimas contra las Violencias; Oficina de Violencia Doméstica), en las fuentes sobre hechos denunciados (SNIC) y en las sentencias condenatorias (UFEP)", según indica una de las conclusiones del informe elaborado por el Área de Análisis y Política Criminal, de la UFEM, cuya titular es la fiscal federal Mariela Labozzetta.


De acuerdo al Sistema Nacional de Estadísticas Criminal (SNIC), una de las fuentes de datos para la elaboración del documento, "los delitos contra la integridad sexual a nivel país muestran en la serie del último quinquenio oscilaciones en torno a los 14.500 hechos y 15.400 víctimas por año, explicándose esta diferencia por la incidencia de hechos con víctimas múltiples".

 

En cuanto a la edad de las víctimas, se estableció que en 2018 de los 355 casos de violación registrados, al menos 29 tendrían menos de 13 años y otros 5 casos, menos de 18.

Noticias relacionadas


Según se señaló en el documento denominado "Relevamiento de fuentes secundarias de datos sobre violencia sexual a nivel país y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires", casi el 40% de los casos se encuadran en categorías jurídicas específicas para víctimas menores de 18 años, y al menos un tercio afectan a niñas y niños menores de 13 años.


En cuanto a las denuncias, en el informe se pudo precisar que se destaca un pico histórico en el año 2015, coincidente con la irrupción del "Ni una Menos" como movimiento de denuncia de la violencia machista, y ese año se ubicó como el período anual con mayor cantidad de víctimas registradas.