Lautaro Martínez y Leandro Paredes, amistoso internacional

Un cruce tenso por la ejecución de un penal entre Leandro Paredes, que finalmente convirtió el gol, y Lautaro Martínez derivó hoy en el enojo del entrenador de la Selección argentina Lionel Scaloni, que decidió reemplazar a ambos en el entretiempo del amistoso frente a Ecuador.
  

El episodio ocurrió sobre los 30 minutos, luego que Jhon Espinoza le cometió una infracción al propio Martínez y el árbitro Luca Barbeno sancionó la pena máxima a favor del conjunto albiceleste, que ya ganaba 2-0.
  

En ese momento, el delantero surgido en Racing y con actualidad en el Inter de Italia tomó la pelota rápidamente y se plantó en el punto penal para acomodarla.
  

Sin embargo, allí apareció Paredes, el aparentemente designado para estas ejecuciones por el cuerpo técnico, y le pidió el balón.
  

Martínez se lo escondió en un par de oportunidades mientras discutían entre sí por quién debía ejecutarlo, ante el enojo evidente de Scaloni en el banco de suplentes del estadio del Elche, en Alicante, España.

Noticias relacionadas

GENTILEZA TYC SPORTS
  

Cuando todos estaban listos para la ejecución, apareció Rodrigo De Paul e intercedió a favor de Paredes, que se quedó con la pelota, mientras Martínez se retiraba de la escena haciendo gestos de reprobación e insultando al aire.
  

Paredes ejecutó el penal fuerte al costado derecho del arquero ecuatoriano Pedro Ortíz y convirtió el 3-0, donde el primero en acercarse a festejar fue el propio Martínez, que chocó ambas palmas y lo abrazó.
  

Lo curioso es que una situación similar se había dado en la anterior fecha FIFA, durante la gira por Estados Unidos, frente a México.
  

El 10 de septiembre, Lautaro Martínez había convertido dos goles y buscaba su primer triplete en la Selección, por lo que fue a ejecutar el penal sancionado para el elenco nacional.
  

Sin embargo, apareció Paredes y ocurrió lo mismo que este domingo: le sacó el balón y lo ejecutó con efectividad para anotar el 3-0 transitorio, curiosamente también a los 32 minutos de juego.
  

De todas maneras, Lautaro tuvo su revancha a los 39 minutos, cuando marcó el 4-0 argentino y el tercero de su cosecha personal.