INVESTIGACIÓN DE LAVA JATO

Corte Suprema de Brasil comienza a definir si Lula continúa preso o queda en libertad

El STF empezó a juzgar el jueves si es constitucional ir a la cárcel a partir de condenas en segunda instancia, como fue su caso en la sentencia a ocho años y diez meses que cumple el ex mandatario.
Viernes 18 de octubre de 2019

Lula da Silva, ex presidente de Brasil, Agencia NAEl presidente de Brasil está detenido desde 2017, foto NA

La liberación del líder opositor y ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y otros presos por corrupción en la Operación Lava Jato puede definirse cuando el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte de Brasil, resuelva si es constitucional que siga detenido alguien que no fue condenado en todas las instancias judiciales.

 

La expectativa de la prensa es que por 6 a 5 la Corte elimine el artilugio legal creado en 2016 por el propio tribunal al calor de la popularidad del entonces juez Sérgio Moro, hoy ministro de Justicia de Jair Bolsonaro, de que la detención era obligatoria tras una condena en segunda instancia, sin pasar por todo el proceso en todos los niveles.

 

El presidente del Supremo Tribunal Federal, Antonio Dias Toffoli, convocó para mañana a debatir la crucial cuestión, que está detenida desde el año pasado y provoca tensión en el debate político, sobre todo por parte de los bolsonaristas.

 

Noticias relacionadas

El autodenominado filósofo Olavo de Carvalho, gurú de la extrema derecha brasileña y de la familia Bolsonaro, declaró sobre el juzgamiento: "Sólo una cosa puede salvar al Brasil, la unión indisoluble entre pueblo, presidente y Fuerzas Armadas".

 

El empresario Allan dos Santos, amigo de la familia presidencial y creador de un blog ultraderechista referencia mediática del gobierno llamado Terça Livre, sostuvo que el establishment y el pueblo no permitirán "una soltura en masa".

 

La constitución brasileña sostiene que nadie puede ser detenido -salvo que signifique un peligro social o acusado de asesinatos o violaciones- sin que haya sido juzgado por todas las instancias.


En 2016, la Corte aceptó un pedido de la Operación Lava Jato para que se detengan a los condenados con fallo de cámara, lo cual continúa en vigor y permitió la detención del líder del Partido de los Trabajadores el 7 de abril de 2018 tras haber sido condenado por Moro.

 

Lula, su ex jefe de gabinete José Dirceu, el ex director de Petrobras Renato Duque y otros 5.000 detenidos, una veintena de Lava Jato, pueden beneficiarse con el fallo de la corte.

 

El caso del ex presidente es el que llama la atención en la esfera política, ya que su encarcelamiento lo quitó de la lista electoral vencida por Bolsonaro en octubre pero toda la credibilidad de Lava Jato quedó afectada a raíz de que se revelaron las conversaciones de Moro y los fiscalkes supuestamente conspirando contra el PT.

 

Durante tres meses, el sitio The Intercept Brasil reveló junto con grandes medios asociados a su investigación la trama secreta de Lava Jato, sobre todo a partir del chat del app Telegram del fiscal federal Deltan Dallagnol.

 

Lula, condenado a 8 años y 10 meses de prisión, puede salir actualmente porque ha cumplido un sexto de la pena pero rechazó el beneficio ya que espera se absuelto por las altas cortes.

 

Esto está en juzgamiento en el Supremo Tribunal Federal, que tiene 'dormido' un habeas corpus de Lula buscando que se declare imparcial a Moro, convertido en uno de los principales dirigentes de la llamada nueva derecha y que disputa con su jefe Bolsonaro, las intenciones de voto para las presidenciales de 2022.

 

Es clave en el Supremo Tribunal Federal la posición de la jueza Rosa Weber, quienj el año pasado rechazó en un 6-5 contra Lula un habeas corpus, horas después de que el jefe del Ejército de entonces, general Eduardo Villas Boas, amenazara por Twitter con una intervención militar.

 

Hoy Villas Boas es asesor personal en el gobierno del presidente Bolsonaro y su nombre es vivado por los bolsonaristas que se programaron para protestar contra el STF y pedir el juicio político de sus miembros en caso de que la Operación Lava Jato sea deshilachada.

 

La Operación Lava Jato específicamente recibió un duro revés de la Corte el mes pasado, tras la anulación de dos sentencias dadas por Moro por error de procedimiento al negarle a la defensa acceso a las delaciones premiadas que fueron claves para dictar condenas.

 

Todo el sistema de Lava Jato está bajo revisión en la Corte, lo cual genera amplias tensiones entre los llamados 'bolsonaristas-lavajatistas".

 

El espacio oficialista vive una división en el gobernante Partido Social Liberal por la investigación contra sus dirigentes, enfrentados con el presidente.

 

Lula da Silva
Lava Jato
Brasil
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Jair Bolsonaro se sacó el barbijo frente a periodistas tras anunciar que tiene coronavirus

El presidente de Brasil se quedó sin tapabocas "para darle un mensaje a su pueblo" sin respetar las indicaciones sanitarias.
Martes 7 de julio de 2020

Jair Bolsonaro sin barbijoJair Bolsonaro se sacó el barbijo tras la conferencia de prensa por tener coronavirus.

Tras anunciar que dio positivo en coronavirus, Jair Bolsonaro se quitó el barbijo y le agradeció a todos los que rezaron por él. El presidente de Brasil, tampoco respetó la distancia social mientras hablaba con un grupo de periodistas que estaban haciendo guardia a la espera del resultado.

 

El mandatario, de 65 años, se tomó la situación con naturalidad, aseguró que se siente "perfectamente bien" y que seguirá trabajando. Además, contó que ya comenzó a ser tratado con hidroxicloroquina, el medicamento que tanto promovió, en combinación con Azitromicina.

 

Según detalló, esta combinación ya le estaría dando resultado, considerando que el lunes ingresó al hospital con 38 grados de temperatura y este mediodía ya estaba con 36. A comienzos de la semana próxima, los médicos le harían un nuevo test. En tanto, su esposa Michelle Bolsonaro ya fue testeada y aguarda el resultado.

 

"Fui muy criticado por mis posiciones frente al COVID", admitió el mandatario brasileño en diálogo con la prensa local mientras informaba que está infectado. Y defendió su postura frente al manejo de la pandemia. Además, volvió a remarcar que si impone medidas estrictas el pueblo va a morir igual pero de hambre.

 

"El cuidado más importante lo tienen que tener las personas con factores de riesgo. Si no se trabaja la situación va a estar complicada y el efecto colateral de la economía va a ser peor que la pandemia", explicó.

 

Además, en diálogo con los periodistas afirmó que "no le sorprendió el resultado" porque está en contacto con mucha gente. "Soy el presidente, estoy al frente de esta lucha", asumió.

 

Jair Bolsonaro
Coronavirus
Pandemia
Brasil
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro fue confirmado de coronavirus

El presidente brasileño tuvo fiebre, se sometió a pruebas de imágenes pulmonares y midió la saturación de oxígeno.
Martes 7 de julio de 2020

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, REUTERSJair Bolsonaro confirmado con coronavirus, REUTERS.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, informó este martes que dio positivo por COVID-19 y comenzó a ser tratado con cloroquina“Simplemente resultó positivo”, dijo a periodistas el propio mandatario, uno de los más escépticos del mundo sobre la gravedad del coronavirus.

 

Bolsonaro dijo: “Comenzó el domingo con una breve indisposición”, quien aseguró que se siente “perfectamente bien”. Durante los últimos meses, Bolsonaro, de 65 años, ha desafiado casi a diario al virus, al que llegó a calificar de “gripecita”, circulando por las calles en plena cuarentena, al asistir a actos públicos sin la máscara preceptiva, abrazando y besando a partidarios sin cuidado alguno y con un desdeño constante frente a la enfermedad.

 

También ha dicho repetidamente que no hay forma de evitar que el 70% de la población caiga enferma con COVID-19, y que las medidas de las autoridades locales para cerrar la actividad económica en última instancia causarían más dificultades que permitir que el virus siga su curso.

 

El mes pasado, las ciudades y los estados comenzaron a levantar las restricciones que se habían impuesto para controlar la propagación del virus, ya que sus curvas estadísticas de muertes comenzaron a disminuir junto con la tasa de ocupación de las unidades de cuidados intensivos. Brasil, la sexta nación más poblada del mundo, con más de 210 millones de personas, es uno de los epicentros mundiales de la pandemia.

 

El lunes, Bolsonaro dijo a sus partidarios en Brasilia que se sometió a una radiografía de sus pulmones que mostró que estaban limpios, y que le realizarían una prueba de COVID-19. El martes, le dijo a CNN Brasil que su fiebre había disminuido. Durante el fin de semana, el líder brasileño celebró el Día de la Independencia de los Estados Unidos con el embajador de la nación en Brasil, luego compartió fotos en las redes sociales que lo mostraban con su brazo alrededor del embajador junto con varios ministros y ayudantes. Ninguno llevaba máscaras, a pesar de estar cerca.

- Comemoração do 04/julho. - Independência dos Estados Unidos. - Residência do Embaixador. - Lorenzo Harris, Adido de...

Publicado por Jair Messias Bolsonaro en Sábado, 4 de julio de 2020

La embajada de Estados Unidos dijo en Twitter el lunes que el embajador Todd Chapman no muestra ningún síntoma de COVID-19, pero que sería examinado.

 

Bolsonaro dio negativo tres veces en marzo después de reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Florida. Varios miembros de su delegación en los EEUU más tarde fueron informados de estar infectados con el virus.

 

Hasta el momento, más de 65,000 brasileños han muerto por COVID-19 y más de 1,500,000 han sido infectados. Ambos números son los segundos totales más altos del mundo, y se consideran menos que la falta de pruebas generalizadas.

Jair Bolsonaro
Coronavirus
Pandemia
Brasil