Nicolás Del Caño, debate presidencial, Radio Latina

A una semana de las elecciones, los candidatos presidenciales Mauricio Macri, Alberto Fernández, Roberto Lavagna, Nicolás del Caño, José Luis Espert y Juan José Gómez Centurión se enfrentaron por segunda vez en un debate en la Facultad de Derecho de la UBA, donde volvieron a ser protagonistas los cruces entre los postulantes de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos.


En medio de una gran expectativa por la cercanía de la definición electoral, los seis postulantes discutieron sobre seguridad, corrupción, pobreza y federalismo, entre otros temas, ante un público repleto de colaboradores y asesores de las distintas fuerzas. Luego del debate, el candidato del Caño dialogó con RADIO LATINA

 

"Me dormí tarde, eran cerca de las 3 de la mañana. Fui a comer con amigos, a charlar para ver cómo vieron el debate pero todo termina muy tarde. Creo que en los dos debates puede tomar decisiones, quizás en el segundo me sentía más cómodo porque me pude amoldar a un formato que es muy rígido donde casi no hay posibilidad de intercambiar ideas con otros candidatos", analizó el candidato del Frente de Izquierda en diálogo con Ari Paluch.

 

"Lo esencial en los dos debates estuvo planteado, hemos expresado lo que queríamos plantear en principio. El debate era limitado, no opusimos a otro formato y las demás fuerzas no querían", agregó.

Noticias relacionadas

"Tratamos de no hablarle a nuestras fuerzas, también a aquellos a quienes no comparten o no conocen nuestras propuestas. Hubo claros planteos en la economía y empleo que no sean un verso que termine con este flagelo que es el desempleo", manifestó.

 

"La Asamblea Constituyente que planteo es una elección de diputados tomado como distrito único, pensando en que se pueda discutir todo, porque si bien asumirá un nuevo gobierno la crisis atraviesa el país y amerita una discusión de fondo y el planteo de instituciones", aclaró.

 

"No hay motivo para juntarse con algunos candidatos, por supuesto uno puede tener un mayor acercamiento. Prácticamente no hubo acercamiento", manifestó.

 

"No hay un modelo socialista como el que planteamos nosotros, en todos los países se ve un modelo capitalista. No hay una estrategias o planteos claro, hay un nuevo comienzo en ideas que giran a la izquierda y hay ver cómo se pueden discutir", cerró.