Elecciones en Bolivia, Evo MoralesEvo Morales,REUTERS

El presidente Evo Morales y el lider opositor Carlos Mesa competirán en segunda vuelta para determinar cuál de los dos será el próximo mandatario de Bolivia, según los primeros resultados oficiales de las elecciones celebradas el domingo.

 

Morales obtenía 45,7% de los votos contra 37,8% del ex presidente Mesa cuando se había completado 83% del escrutinio provisorio oficial, informó el diario paceño Página Siete.

 

Si ningún candidato presidencial obtuviera al menos la mitad más uno de los sufragios, u obtuviera más de 40% con una ventaja de al menos 10 puntos sobre el segundo, los dos más votados deberán medirse en segunda vuelta el 15 de diciembre próximo.


La interrupción de los datos se dio inmediatamente después de que se conocieran los primeros números del escrutinio a las 19.40 (hora local). En ese momento se conocieron el 83,76 por ciento de las actas verificadas que indicaban que a Morales no le alcanzaba para consagrarse en primera vuelta. De acuerdo a esa difusión, el MAS había obtenido 45,28% de los sufragios, mientras que CC cosechó 38,16%.

Noticias relacionadas


La comunidad internacional comenzó a mostrar signos de preocupación por la irregular situación que muestra el Órgano Electoral Plurinacional (OEP), dependiente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que dispuso no actualizar los números de la elección.


La Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) exigió que el TES explique por qué interrumpió la transmisión de resultados. Es que desde que dio los primeros datos, dejó de publicar información y crece el temor de fraude.

 

La delegación de la OEA es la más numerosa entre los observadores de organismos internacionales, con veedores en Bolivia y algunos países donde también se votó durante esta jornada. Sin embargo, pese a la presión internacional, desde el círculo más próximo de Morales no han salido a aclarar el irregular panorama. Esperan los votos de las zonas rurales que, dicen, tardan más en llegar al centro de cómputos.


Faltan computar alrededor de un 15 por ciento de los datos, que según el jefe de estado provendrán de las zonas rurales y serán favorables a su fórmula, sin necesidad de disputar un balotaje.