Axel Kicillof, Cristina Fernández de Kirchner, Alberto Fernández, Verónica Magario, Frente de Todos, Elecciones 2019, NAKicillof, Cristina, Alberto Fernández, Magario, Frente de Todos, Elecciones 2019, NA

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, tiene previsto cerrar su campaña el próximo jueves con un acto en Mar del Plata, donde estará junto a su compañera de fórmula, Cristina Kirchner, y al postulante a gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof.

 

Será un único acto de clausura para las dos campañas, al filo del inicio de la veda electoral de cara a los comicios nacionales del domingo próximo.

 

El Frente de Todos apuesta a hacer un despliegue de fuerzas en Mar del Plata, donde también estará la candidata a vicegobernadora de Buenos Aires, Verónica Magario, y la postulante a intendenta local, Fernanda Raverta, a quien Fernández y Kicillof buscan impulsar en la pelea por el distrito.

 

Noticias relacionadas

La ciudad de Mar del Plata será uno de los termómetros de la elección nacional, ya que un día antes que el postulante del Frente de Todos llegará para hacer su despliegue el presidente Mauricio Macri, con su caravana del "Sí, se puede".

 

Este lunes, Fernández estará en recorridas junto a Kicillof por las localidades bonaerenses de Olavarría y Bahía Blanca, donde también intentarán potenciar las posibilidades de los candidatos a intendentes del Frente de Todos.

 

En tanto, el miércoles el postulante del peronismo tendrá una nueva fotografía junto a los gobernadores del Partido Justicialista en la provincia de Chaco.

 

Allí, será recibido por el mandatario actual Domingo Peppo y por el gobernador recientemente electo Jorge Capitanich.

 

La cita con los representantes de las provincias tendrá lugar en Resistencia y será la previa al gran acto en Mar del Plata del jueves.

 

Ese mismo día, la candidata a vicepresidenta del Frente de Todos se mostrará junto a Kicillof y Magario en La Plata.

 

El peronismo busca apuntalar la postulación de Florencia Saintout, en la carrera por ganarle la batalla local al oficialista Julio Garro, que va por la reelección.