Evo Morales y Carlos Mesa, elecciones en Bolivia

La autoridad electoral de Bolivia publicó el lunes por la noche nuevos datos que daban al presidente Evo Morales suficientes votos para ganar las disputadas elecciones en primera vuelta, provocando acusaciones de fraude de su principal rival, enfrentamientos en las calles y ataques a oficinas electorales.


Los últimos datos publicados por el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia volvieron a cambiar el escenario de las elecciones presidenciales y colocaron al presidente Evo Morales en un balotaje con el líder de Conciencia Ciudadana (CC), Carlos Mesa, aunque la diferencia es tan escasa que lo que resta del escrutinio podría determinar lo contrario.

Noticias relacionadas

 

La página oficial del organismo electoral muestra ahora que el presidente y líder del Movimiento al Socialismo (MAS) consigue el 46,4% de los votos frente al 37,07% del dirigente opositor.

 

Las elecciones presidenciales realizadas el domingo pasado abrieron una crisis interna por la suspensión en la carga de datos durante la noche de los comicios, cuando Morales no alcanzaba a superar el 50% de las adhesiones ni una diferencia mayor a los 10 puntos, condiciones necesarias para imponerse en primera vuelta.

 

Anoche las autoridades reactivaron la carga de datos y el escenario se transformó y colocó a Morales como virtual triunfador en primera vuelta por apenas una décima.

 

Con el correr de las horas, la carga volvió a modificar el resultado y con el 95,63% de las actas electorales verificadas, se confirma la realización del balotaje si no existen nuevos cambios, dado los escasos votos que separan los escenarios.

Elecciones en Bolivia, protestas, REUTERSREUTERS

Mientras los manifestantes peleaban con la policía en las calles de la capital, La Paz, fuera del lugar de conteo, el candidato de centroderecha Mesa criticó los resultados como "vergonzosos" y dijo que no los reconocería.

 

"Confiamos en que la ciudadanía no va a aceptar esta votación", dijo Mesa a periodistas en la ciudad de Santa Cruz. "Este gobierno ha planteado una situación imposible (...), de hacerse la burla del voto popular".


La OEA pone en duda el triunfo de Evo Morales: hay protestas en Bolivia y derribaron una estatua de Hugo Chávez


Un día antes, Mesa -un expresidente que después de dos años de gobierno se vio forzado a renunciar por protestas- había celebrado el pase a una segunda vuelta con el recuento oficial con casi el 84% de los votos mostró que a Morales no le habían alcanzado los sufragios para consagrarse.

Elecciones en Bolivia, protestas, REUTERS

Pero Morales, quien ganó sus tres periodos anteriores con mayorías sólidas, insistió el domingo en la noche que los votos de las zonas rurales le darían una victoria absoluta.

 

La incertidumbre provocó protestas en el país sudamericano y observadores electorales y diplomáticos internacionales temían que se desencadenaran el tipo de manifestaciones violentas y disturbios que han sacudido a Chile y Ecuador recientemente.

 

"El resultado está en entredicho y hay aprontes de conflicto. Se podría desatar un clima que de la tensión pase a la convulsión", dijo el analista político boliviano Franklin Pareja.

 

Manifestantes incendiaron por la noche los tribunales electorales departamentales de las ciudad de Sucre y de la localidad de Tarija, según imágenes de televisión.