Robo a un policia en MataderosRobo a un policía en Mataderos

Un efectivo de la Policía de la Ciudad resultó herido al ser baleado a la altura de la cabeza por dos delincuentes que lo abordaron para robarle el arma, mientras cumplía con un servicio de vigilancia en el barrio porteño de Mataderos.

 

El violento episodio, por el cual hay dos detenidos, se produjo poco antes de las 8:00 en la intersección de las calles Rodó y Guardia Nacional, y el efectivo se encontraba fuera de peligro, ya que sólo sufrió una herida de roce.

 

El asalto fue filmado por cámaras de seguridad de la zona, por lo que los atacantes, que actuaron a cara descubierta, quedaron con sus rostros registrados.

 

Noticias relacionadas

Todo se inició cuando el policía, llamado Rodolfo Butler, mientras se encontraba de consigna, se apoyó en un auto para quitarse un abrigo.

 

En ese momento, dos hombres jóvenes que pasaban por el lugar lo abordaron, hubo un forcejeo y le dispararon en la parte posterior de la cabeza.

 

Los delincuentes escaparon y el policía fue asistido por una vecina, que llamó al teléfono 911.

 

Enseguida, una ambulancia del servicio de emergencia SAME acudió al lugar para trasladar al herido al Hospital Santojanni, donde se comprobó que su herida no revestía peligro, por lo que se le practicó curaciones y fue dado de alta.

 

En tanto, con los datos obtenidos con las cámaras de seguridad, sse inició un rastrillaje policial para dar con los asaltantes, los cuales fueron detenidos cuando circulaban en un auto Chevrolet Corsa, que había sido robado en una remisería, en la zona de Padre Mugica, del barrio de Villa Lugano.

 

Karina, la mujer que asistió en primer lugar a Butler, sostuvo que se trató de un hecho "horrible e indignante".

 

"Si le pasó esto a un policía, ¿Qué nos queda a nosotros?", se preguntó al respecto.

 

La vecina, que salió de su casa al escuchar el disparo y encontró al policía, al cual veía en la cuadra en forma frecuente, con la cabeza ensangrentada, contó que el policía se encontraba consciente y le contó con precisión lo que había ocurrido.

 

Karina contó que al ir a declarar a la comisaría interviniente volvió a ver al policía herido y que por suerte, "está mucho mejor, aunque abrumado y confundido".