Clan Benítez, Radio Latina

La Justicia de Bahía Blanca condenó a 48 años de cárcel al líder del Clan Benítez, quien estaba acusado de secuestrar, golpear, abusar sexualmente y someter a vejaciones a dos jóvenes en esa ciudad bonaerense.
  

Se trata de Fernando Benítez, de 27 años, quien fue condenado junto a su madre y a su hermano por el Tribunal en lo Criminal N° 1 de Bahía Blanca.
  

El Tribunal integrado por los jueces Hugo de Rosa y Ricardo Gutiérrez, y la magistrada Claudia Fortunatti, condenó a 13 años de cárcel a la madre de Benítez, Nélida Llanos, y al hermano Gonzalo, de 25 años. Viviana Lozano, abogada defensora de Aldana García, una de las víctimas, dialogó con RADIO LATINA y contó detalles del calvario que vivió su defendida. 


"Las víctimas fueron novias de él, lo conocieron por la red social Facebook. Aldana tenía 17 años y comenzó a salir con él en noviembre del 2017 y en diciembre comenzaron las amenazas con que le mataría a su hermanita de 6 años y accedió", comenzó.

Noticias relacionadas

 

"En febrero llega Andrea, una ex novia de él, porque fue a buscar pertenencias que tenían y no la dejó salir nunca más. Ambas estaban en la habitación de él, atadas con cadenas, eran golpeadas y hasta perdieron la audición de lo aturdida que estaban", manifestó.

 

"Solo tenían una taza de agua repartida entre las dos una vez por día por lo que la hidratación era mala y no se les daba comida", expresó.

"La mamá de Aldana decidió ir hacer la denuncia porque cuando iba a la casa no la atendía y le mandaban mensajes con que no la quería ver más. En marzo consigue escapar y tiempo después rescatan a Andrea. La etapa fuerte ocurrió en comienzos de febrero hasta marzo", aseveró.

 

"No podemos saber la razón de porqué lo hizo porque no se sometió a las pericias psiquiátricas. Estos casos no fueron las primeras, hubo dos víctimas antes que lograron escaparse", comentó.

 

"Son tanas atrocidades las que se escucha, me duele por estas criaturas lo que vivieron. La médica de terapia no pudieron correr el pelo por la mugre, los médicos dijeron que la salvó haber sido tan joven", cerró.

 

El caso trascendió en marzo del año pasado, cuando Benítez, junto a su madre y hermano quedaron detenidos en Bahía Blanca acusados de mantener encerradas a Aldana García y Andrea Santa Cruz en una vivienda, donde las sometían a abusos sexuales y maltratos.
  

Las dos víctimas de ese entonces 18 y 23 años, que también sufrieron mordeduras de perros y humanas, eran pareja de Benítez.
  

En ese momento, cuando se descubrieron los hechos, la menor de las jóvenes tuvo que ser internada por las graves heridas que tenía, mientras que la otra fue rescatada de la casa.
  

Durante su alegato de cierre en el juicio, la fiscal de delitos sexuales, Marina Lara, había solicitado 50 años de prisión para el principal acusado.