Caso de Gatillo Fácil en Santa Fe

A través de dos videos se reveló cómo fue el homicidio de Lautaro Saucedo en barrio Guadalupe, Santa Fe. Los fiscales Hernández y Torres expusieron ante la jueza Carrara qué sucedió el martes pasado en Risso al 2200. La magistrada ordenó que el agente policial imputado quede en prisión preventiva.

Noticias relacionadas

 

Luego de darse a conocer el video donde el joven intenta robarle a una jubilada y luego termina siendo abatido por la espalda por un policía, su padre, Walter Saucedo, habló con RADIO LATINA y brindó detalles del episodio que fue denunciado como un nuevo caso de "gatillo fácil".


"Es una situación que se podría haber evitado, si se hacían las cosas correctamente, mi hijo hoy estaría vivo y tener derecho a que la justicia determine el grado de culpabilidad de sus actos", comenzó.

 

"Mi hijo no tenía nada, tenía una mochila con celular y carpetas porque debía estar en el colegio ya que era horario escolar. No tenía nada de armas. A la señora no le robó nada porque quiso hacer un robo de modalidad arrebato que no tenía nada de valor", manifestó en diálogo con Ari Paluch en el ciclo "El Exprimidor".

 

"La mujer no quiere darle la bolsa, no hay mucho forcejeo y él decide retirarse. La señora lo llama y de propia voluntad le da menos de 200 pesos, después se retira y es sorprendido por el impacto", dijo.

 

"Al Policía lo conozco es de la fuerza como yo, yo llevo 15 años y él 20. Nos habíamos cruzado anteriormente, sé que fue investigado por muchas causas de abuso de autoridad. Pero desconozco que haya sido investigado por un caso de gatillo fácil", agregó.

 

"En primer lugar el policía debe resguardar la vida humana tanto de la víctima como quien está delinquiendo. Solamente se equipara la vida cuando corre riesgo alguna de las personas, con una actitud de enfrentamiento de iguales características", comentó.

 

"Entiendo el arrepentimiento que expresa, pero hay que hacerse responsable de los actos y comparecer ante la Justicia. Sé que mi hijo se equivocó pero la justicia no podrá determinar el grado de culpabilidad que tuvo", analizó.

 

"Él alcanzó a decirme perdón, me pidió que no le diga a su mamá. Trataba de entender la situación y me contaron que el policía le había disparado. Mi hijo pagó un precio muy caro, pero no podemos avalar la justicia por mano propia porque para algo están las fuerzas. No avalo lo que hizo mi hijo, respeto los comentarios pero soy respetuoso y la gente debe creer en la justicia y fuerzas de seguridad porque hacemos todo lo humanamente posible", cerró.