Lula da Silva, simpatizantes esperando su liberación, REUTERSSimpatizantes esperando la liberación de Lula, REUTERS

La noticia sobre la liberación del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva recorrió las portadas de todos los medios, desde Brasil a todo el mundo. Había sido detenido el 7 de abril de 2018 para cumplir una condena de 8 años y 10 meses por corrupción, según determinó la justicia de ejecución penal de la ciudad de Curitiba, estado sureño de Paraná.



Horas antes de su liberación, sus seguidores se reunieron en las calles para festejar la noticia y se concentraron frente a la cárcel este viernes a la espera de reencontrarse con su líder.

 

Lula se encontraba entre rejas desde el 7 de abril de 2018, cuando comenzó a cumplir una pena de ocho años y diez meses por corrupción tras ser condenado en segunda instancia en el escándalo de Lava Jato, acusado de recibir a manera de soborno un apartamento de playa de la constructora OAS a cambio de beneficios para la adjudicación de contratos con Petrobras.

 

Un juez brasileño ordenó el viernes la liberación del ex presidente, según un documento de la corte, tras un dictamen del Supremo Tribunal Federal que puso fin a la obligación de encarcelar a condenados tras perder su primera apelación.

Noticias relacionadas

Los abogados de Lula presentaron hoy ante la Superintendencia de la Policía Federal un pedido para ejecutar el fallo de la Corte que permite la liberación del líder opositor.



"Lula pretende preparar un mensaje a la Nación cuando salga de esta prisión política", dijo Joao Paulo Rodrigues, coordinador del Movimiento de trabajadores Sin Tierra, que lo visitó este jueves en la sede del a Policía Federal en Curitiba.

Lula da Silva, ex presidente de Brasil

Según contó el propio Lula en recientes entrevistas, su intención es recorrer el país y luchar ante la Corte para anular su sentencia, sobre todo en un proceso en el cual acusa al juez que lo condenó, Sergio Moro, hoy ministro de Justicia de Bolsonaro.

 

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva recuperó pasadas las 16.15 la libertad, después de 580 días preso, luego de haber sido detenido el 7 de abril de 2018 para cumplir una condena de 8 años y 10 meses por corrupción, según determinó la justicia de ejecución penal de la ciudad de Curitiba, estado sureño de Paraná.