Sharon Stone

Sharon Stone dejó sin palabras a los asistentes a la gala de los premios "GQ Hombres" al recrear el cruce de piernas más sensual de la historia del cine.

 

La actriz participó en la gala de los premios de la revista GQ, que tuvo lugar en Berlín, para recibir el premio a la Mujer del Año. Sentada en el escenario frente al público, con un vestido corto y muy escotado, la estrella repitió la icónica escena de la película que llevó a la fama.

 

Stone acudió a la gala con su hijo Roan Bronstein, de 19 años, que estaba entre el público, y explicó que aquella escena de Bajos Instintos (1992) cambió su vida para siempre. Durante la ceremonia, la actriz recordó cómo había surgido la escena en cuestión.

 

Sharon Stone 

Noticias relacionadas

“Hace algunos años, estaba sentada en el set y mi director me dijo, ‘¿Puedes pasarme tus bragas, porque se ven en la escena y no deberías llevarlas, pero [tranquila] que no veremos nada’”, recordó Stone. “Le dije que claro, pero no sabía que ese momento iba a cambiarme la vida”, dijo Stone antes de volver a hacer historia y pedirle a los espectadores que sigan sus movimientos.

 

En 1992, año del estreno de Bajos instintos, Sharon Stone tenía 34 años y llevaba una década tratando de hacerse notar en Hollywood. Había participado en una decena de películas pero sin llegar a protagonizar. Aprovechó su oportunidad cuando le tocó un buen papel en El vengador del futuro de Paul Verhoeven quien dirigiría también Bajos instintos.