Congreso, sesión Congreso

El Senado convocó a una sesión especial para para tratar una declaración sobre la crisis en Bolivia por pedido del peronismo, que impulsa el "repudio al golpe de Estado" mientras que Cambiemos discute qué postura adoptará.


La sesión especial fue convocada para las 16:00 luego de que los bloques Justicialista y Frente para la Victoria-PJ presentaran el pedido formal con la firma de 18 senadores referenciados en el Frente de Todos, al igual que hicieron sus pares de la Cámara de Diputados.

 

Los bloques peronistas del Senado bajarán al recinto con un proyecto que declara el "más enérgico repudio al golpe de Estado perpetrado en el Estado Plurinacional de Bolivia contra el Gobierno democráticamente electo del presidente Juan Evo Morales Ayma".


Además exhorta al Poder Ejecutivo a que "en virtud del quiebre democrático ocurrido en el hermano país, conceda asilo a cualquier integrante del gobierno encabezado" por Morales que "así lo solicitara, a fin de garantizar la protección de su vida, su libertad y su integridad, y la de su familia".

Noticias relacionadas


En el texto advierten que Morales "no solo puede alegar su legalidad de origen, probada en varias elecciones, sino que su legitimidad es indiscutida", al tiempo que señaló un golpe "ejecutado por bandas facciosas, amparado por la policía" y con la "defección de sus fuerzas armadas".


Mientras tanto, el interbloque de Cambiemos que encabeza el radical Luis Naidenoff tiene previsto deliberar este miércoles por la mañana la posición que llevará al recinto.


En el macrismo indicaron que todavía no saben si habrá una posición conjunta con la UCR y que esperarán la reunión del interbloque, mientras que los senadores radicales están en contacto con sus pares de la Cámara de Diputados, que buscan darle forma a un texto que deje conforme a toda la coalición.


De todos modos, en el Bloque Justicialista que encabeza Carlos Caserio impulsarían de todas formas el proyecto de declaración que ya presentaron junto a la bancada kirchnerista.


Sin un consenso entre el peronismo y el oficialismo, podría darse la situación de que el Congreso Nacional no tenga una expresión unánime frente a lo ocurrido en el vecino país.